Burela protesta y exige la reforma total de un colegio que ya cumplió 50 años

El lunes empezarán las obras de urgencia para acabar con las goteras en el Virxe do Carme


BURELA / LA VOZ

Unos 4.000 burelenses se estima que estudiaron durante más de medio siglo en el CEIP Virxe do Carme de Burela. Algunos son actualmente los padres o madres de alumnos matriculados en el centro que ayer acogió una protesta pública para reclamar la reforma integral del colegio. La comunidad educativa lleva tiempo reclamando mejoras para garantizar unas instalaciones dignas para alumnos y docentes. Ayer por la mañana, antes de las clases, se celebró una primera concentración de protesta en el patio escolar para reivindicar no solo unas obras urgentes para poner fin a las goteras, las humedades o las filtraciones que padecen a diario, sino una reforma integral del centro, que en 2013 celebró medio siglo de vida. Mexan por nós e din que chove, Nin un parche máis, Colexio digno xa o Os Castros sen parches se podía leer en algunas de las pancartas que ayer exhibieron los manifestantes.

Desde el Anpa del CEIP Virxe do Carme agradecieron el respaldo de todos cuantos participaron en la concentración. Aseguran que no bajarán la guardia a la hora de supervisar qué obras se ejecutarán de inmediato y cuáles se proyectarán a corto plazo.

No habrá marcha atrás

Son conscientes de que la lluvia o el viento marcará el ritmo de los trabajos previstos a partir del lunes, como el cambio de canalones, pero exigen la rápida intervención pensando en que ni los alumnos ni los profesores merecen estar en un centro con goteras, humedades o filtraciones. Estas primeras obras de urgencia podrían prolongarse unas dos semanas. No obstante, desde el Anpa ya advierten que con estos trabajos no se dan por satisfechos. Tampoco darán marcha atrás en sus reivindicaciones. Exigen una reforma de las instalaciones (tres edificios) y por ello aguardarán unos veinte días para conocer el estudio económico que representantes de la Xunta se comprometieron a presentarles. Aún no está claro con cargo a qué plan o a qué partida se podría financiar la reforma integral del centro.

El Anpa esperará unas semanas por el estudio de la Xunta para actuar en todo el centro

El alcalde pide la dimisión del delegado de la Xunta y éste afirma que no busca confrontación

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, criticó el jueves el deficiente mantenimiento que el Concello había realizado en el centro educativo y el alcalde de Burela, Alfredo Llano, solicitó ayer su dimisión por esas declaraciones y por la pasividad a la hora de actuar en el colegio. «O Concello leva investidos máis de 23.000 euros en diferentes arranxos nese centro, á marxe das tarefas de mantemento correspondentes», puntualizó el regidor. Acusó a Balseiro de buscar la confrontación y la crispación, y de acabar con el área sanitaria mariñana. Advirtió de la posible pérdida de la subvención europea para la construcción de la nueva edar y culpó también a la Xunta del retraso para la construcción del martillo de seguridad en el puerto local.

El delegado territorial se defendió argumentando que el colegio Virxe do Carme necesita soluciones como las que lidera la Xunta «e non confrontacións como pretende o Concello». Balseiro lamentó que Llano esté molesto por el informe que apunta a que un mal mantenimiento de las instalaciones por parte del Concello agravaron las filtraciones de agua y los desperfectos, pero recordó que la comunidad «espera solucións (..) O importante é o que vamos facer para solucionar os problemas». Recordó que desde 2012 la Consellería de Educación financió obras por 108.000 euros en el centro, como la reparación del cierre perimetral, la nueva cubierta en el edificio número 2, la reforma de la cubierta del pabellón y la reparación de canalones en el edificio número tres y de bajantes en el dos.

«Mexan por nós e dinnos que chove» o «Menos parches, solucións». Antes lo dijo Castelao: «Ves, mexan por mín e teño que decir que chove», y ayer eran miembros de la comunidad educativa del colegio los que padecen a diario las goteras, las humedades y las filtraciones, los que por la mañana portaban las pancartas en las que se podían leer «Mexan por nós e dinnos que chove». pepa losada

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Burela protesta y exige la reforma total de un colegio que ya cumplió 50 años