El viento de Pena Ventosa fluye como electricidad a todo el país

Antes de que acabe el 2019, la instalación entre O Vicedo y Ourol, tendrá 88 turbinas y 75 megavatios de potencia


o vicedo / la voz

Una leyenda urbana dice que la energía eléctrica que producen los aerogenadores eólicos instalados en los montes mariñanos, y gallegos, no se queda en Galicia, sino que se dirige a otros puntos, como el País Vasco, para generar riqueza. Pero la realidad es distinta, como afirman dos directivos de la División de energías renovables de Endesa, Julio Lozano, que es de Vilalba, y Manuel Gago, natural de Foz. «La energía que se produce va a la red del sistema eléctrico, que es como un depósito de agua en el que se vierte energía. Y esa red tiene unos grifos, que son los consumidores: familias e industrias. La red eléctrica fluye en cada momento según la necesidad del sistema, porque a fecha de hoy no tiene capacidad de almacenamiento», explicaron días atrás en el parque eólico de Pena Ventosa y Chan do Tenón, entre O Vicedo y Ourol, y cuya ampliación comenzará en breve. De las 84 turbinas con que cuenta en la actualidad, que tienen una potencia conjunta de 67,2 megavatios y generan unas 2.700 horas de viento al año, pasará a 88. Las cuatro nuevas serán un símbolo de los «nuevos gigantes del viento», con 78 metros de altura -como un edificio de 25 plantas- y una potencia que multiplicará por 2,5 la de las actuales, ya que cada turbina tendrá dos megavatios.

Carreteras y empleo

Lozano y Gago destacan que los beneficios para la zona serán inmediatos, puesto que solo el transporte de los nuevos generadores está obligando a Endesa a asfaltar y reparar muchos kilómetros de carreteras y pistas entre Muras y O Vicedo para que los transportes especiales puedan maniobrar con las turbinas y las palas, que tendrán una longitud de 45 metros. El empleo también sufrirá el impacto directo, puesto que la construcción del nuevo parque, que supondrá una inversión de 8,6 millones de euros, implicará la contratación de cuarenta y ocho operarios.

A lo anterior hay que sumar, según apuntan, todos los operativos especiales y de mantenimiento que se realizan a lo largo del año tanto en las turbinas como en la subestación, y en los que se contrata a un buen número de personas para reforzar al supervisor, que forma parte de la plantilla de Endesa, y a los dos técnicos de operación y mantenimiento de una empresa externa. «Hay una planificación, pero es muy flexible porque al final la meteorología no es una ciencia exacta» y el viento es fundamental en cualquier parque, indican Lozano y Gago.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El viento de Pena Ventosa fluye como electricidad a todo el país