A juicio dos georgianos por robar cuatro veces desde julio en Eroski-Ribadeo

El vigilante advierte: «Puedes acabar en el cuartel, denunciado, por hurtar dos euros»


ribadeo / la voz

Dos hombres de nacionalidad georgiana se sentarán el jueves en el banquillo del juzgado de lo Penal número 2 de Lugo acusados de perpetrar cuatro hurtos desde el pasado mes de julio en el hipermercado de Eroski en Ribadeo. Se sospecha que pueden estar relacionados con otros robos por la zona, pero de momento serán juzgados por estos cuatro, tras ser descubiertos y detenidos el pasado día 4 por la tarde. En anteriores ocasiones habían actuado por la mañana, cuando el híper no cuenta con servicio de seguridad, pero sí quedó constancia en las grabaciones de las cámaras del establecimiento. Por la tarde, el híper sí tiene un vigilante: Marco Antonio Dorado, que desempeña esa función desde hace once años, los tres últimos con la empresa privada de seguridad Secúritas. Cuando vio a los georgianos avisó a la Guardia Civil. Cuatro minutos después dos agentes ya estaban cacheando a los sospechosos y procediendo a su detención.

Los dos georgianos tenían en su poder dos discos duros de 3 TB, una cámara de fotos digital, dos navegadores de la marca TOMTOM y un par de destornilladores marca Future modelo Canora que habían robado en el híper, por un valor total de 665 euros.

Por las grabaciones realizadas con las cámaras de seguridad del establecimiento se pudo constatar que el 24 de julio habían robado dos tabletas y aspiradoras Roomba por una valor de 1.076 euros; el 19 de septiembre, once juegos de Play Station valorados en 449 euros, y el 20 de septiembre una bicicleta eléctrica con un precio de 999 euros, tras romper las bridas de sujeción. También intentaron llevarse videojuegos, pero no lo consiguieron.

Por todo ello, el fiscal pide para cada uno de los acusados (uno de ellos sin antecedentes penales) 18 meses de prisión y que conjuntamente indemnicen a Eroski con 2.524 euros.

«La gente piensa que si roba en las horas que no hay vigilancia es imposible que los cojan, pero están las cámaras de seguridad, que se encargan de grabarlo todo y se revisan. Y hay otra confusión, con el famoso límite de los 400 euros. Hay quien piensa que si se lleva un artículo de dos euros, si te sorprende el vigilante, con pagarlo ya está solucionado, y no pasa nada. Pero no es así. Ribadeo es un pueblo pequeño y lo habitual es invitar a la persona a que abone el importe de lo sustraído, pero si el importe es menor de 400 euros sería un delito leve de hurto, que puede derivar en una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil, con un juicio rápido el primer miércoles siguiente y con antecedentes penales ya para siempre para el denunciado», explicó Marco Antonio Dorado.

Y añadió: «Y la sentencia puede ser del tipo abonar el importe sustraído, las costas procesales y una sanción en función del importe del hurto y la situación económica. Robar dos euros puede salir muy caro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

A juicio dos georgianos por robar cuatro veces desde julio en Eroski-Ribadeo