Tráfico activará los dos nuevos radares en el Puente de Os Santos

Será a partir del próximo lunes, 15, cuando ya se tramitarán las denuncias

s. c.
Ribadeo / La Voz

Los conductores mariñanos deberán tener en cuenta que a partir de este próximo lunes entrarán en funcionamiento dos radares en el Puente de Os Santos, la entrada a Galicia desde Asturias.

Y es que la Dirección General de Tráfico (DGT), tal como anunciaron ayer sus servicios de prensa, pondrá en marcha desde el próximo lunes 15 de octubre dos nuevos equiposde control de velocidad que se localizarán en el tramo de la Autovía del Cantábrico (A-8) que une el Principado de Asturias y la provincia de Lugo, concretamente en el Puente de Os Santos, en Ribadeo, en ambas direcciones. Unos nuevos dispositivos que tienen como objetivo la reducción de los accidentes mediante el control del cumplimiento de los límites de velocidad, tal como explica Tráfico.

Uno de los radares de tramo está entre el punto kilométrico 505,90 y el punto kilométrico 506,280, sentido creciente. El otro radar de tramo en la A-8 está entre el punto kilométrico 506,200 y el punto kilométrico 505,050, sentido decreciente. El límite de velocidad es de 120 km/h en ambos casos.

Últimos ensayos el día 15

La información de estos nuevos sistemas de detección de la velocidad se observará en carretera mediante señal vertical previa, visible a partir del 1 de octubre, aunque se realizarán los últimos ensayos hasta el día 15 de octubre, fecha desde la que se tramitarán las denuncias por los excesos de velocidad que se detecten.

También se informará de la presencia de los equipos en www.dgt.es y, salvo que sea necesario comunicar otros mensajes, en los paneles de mensaje variable más próximos.

Cumple indicar que el Puente de Os Santos está todavía a oscuras por las noches, sin iluminación, a pesar de las quejas de Ribadeo y Castropol.

Hay que recordar también que existen ya otros dos radares de tramo instalados también en el alto de O Fiouco, entre Mondoñedo y Abadín, uno de los puntos más conflictivos para el tráfico debido a la densa niebla que se suele acumular en lo alto y que obliga más de cien días al año a desviar el tráfico por la vieja N-634, especialmente en primavera y verano. Durante el invierno las fuertes rachas de viento en el viaducto también suelen obligar a desviar el tráfico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tráfico activará los dos nuevos radares en el Puente de Os Santos