El viveirense José Rodríguez Fanego, que trabajó en la mina, celebró su centenario


/ la voz

Vive en la ronda de Nelle con su hija Francisca, a la que todos llaman Pacola, desde hace doce años. «Pero somos de Viveiro», aclara la mujer en el centenario de su padre, José Rodríguez Fanego. En tierras lucenses desarrolló su vida personal y laboral. «Hizo muchas cosas, estuvo hasta en una mina, pero se jubiló trabajando para el Ayuntamiento de Viveiro, era el capataz de los obreros», relata. Aunque cumplió un siglo el pasado día 23 de septiembre, parte de la familia vive fuera, por lo que pospusieron la celebración para el pasado domingo. En el restaurante Maximun de la avenida de Fisterra se reunieron los más próximos para que soplase las 100 velas de la tarta.

Pacola y sus hermanos, José Manuel, Pablo y Alberto, rodearon a su padre en una fecha tan especial, y no faltaron a la fiesta los tres nietos y cinco bisnietos de este hombre que «es totalmente autónomo y con una lucidez mejor que la mía», cuenta su hija con emoción. «Está de maravilla, lee todos los días La Voz de Galicia», recalca la mujer, satisfecha de poder seguir disfrutando con él: «Para nosotros -concluye-, cada día es un regalo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El viveirense José Rodríguez Fanego, que trabajó en la mina, celebró su centenario