La Guardia Civil alerta de estafas por Internet a través de cuentas bancarias

Decenas de denuncias en A Mariña por ventas fraudulentas y tarjetas clonadas

j.a.
LUGO, viveiro / la voz

Tras detectar varios casos de timos a través de la red, la Guardia Civil de la Comandancia de Lugo alerta de diversas estafas por el denominado método «phishing» a cuentas de entidades bancarias.

Una de las recientes víctimas es un vecino de Arxemil, en el municipio de Sober, que el pasado día 22 de septiembre denunció la comisión de un delito de estafa bancaria por el mencionado procedimiento en una cuenta bancaria de Abanca. El varón indicó que le habían usurpado 17.000 euros. El equipo de investigación tecnológica (EDITE) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Lugo investiga, entre otros, este caso.

Los agentes no descartan nuevas víctimas engañadas por este método y están pendientes de nuevas denuncias.

Modus Operandi

El «phishing» es una de las estafas más usuales que los ciberdelincuentes utilizan para engañar a sus víctimas y conseguir que revelen información personal, como contraseñas, datos de tarjetas de crédito y de la seguridad social y números de cuentas bancarias. Lo hacen mediante el envío de correos electrónicos fraudulentos o dirigiéndole a un sitio web falso.

Los mensajes de «phishing» simulan provenir de organizaciones legítimas, como una agencia gubernamental o una entidad bancaria, pero sin embargo, en realidad se trata de imitaciones. Los correos electrónicos solicitan a la víctima que actualice, valide o confirme la información de una cuenta, sugiriendo a menudo que existe un problema. A continuación se le redirige a una página web falsa y se le engatusa para que facilite información sobre su cuenta, lo que tiene como consecuencia el robo de su identidad.

Víctimas

Los afectados reciben a priori varios mensajes donde se le solicita que revelen información personal, normalmente mediante correo electrónico o en un espacio web. Aunque estos engaños de «phishing» no pueden eliminarse, se pueden detectar. Es por ello que se recomienda a los internautas monitorizar el sitio web y estar al corriente de lo que debería y de lo que no debería encontrarse en ese espacio. También se aconseja que cambien los archivos principales de su sitio web periódicamente.

Recomendaciones

Se recomienda a los internautas mantener buenos hábitos y no responder a enlaces en correos electrónicos no solicitados o en Facebook. También se aconseja no abrir adjuntos de correos electrónicos no solicitados y proteja sus contraseñas. Así mismo, se advierte de la negativa de proporcione información confidencial a nadie por teléfono, en persona o a través del correo electrónico.

Siguiendo esta serie de consejos, también se le recomienda que compruebe la URL del sitio (dirección web), puesto que en muchos casos de «phishing», la dirección web puede parecer legítima pero sin embargo, la URL puede estar mal escrita o el dominio puede ser diferente.

Decenas de denuncias en A Mariña por ventas fraudulentas y tarjetas clonadas

Las denuncias por estafas en Internet se están convirtiendo en habituales en la comarca de A Mariña. Se suceden desde hace meses, singularmente registradas a través de la Comisaría de Viveiro, si bien ha constancia de que se han presentado en otras localidades. Las hay de todo tipo, por ventas fraudulentas y también por tarjetas y números de cuenta bancarios clonados. En verano también trascendieron casos de familias que a través de Internet alquilaron viviendas en Foz para disfrutar de sus vacaciones, pero cuando llegaron a la villa focense no fueron capaces de contactar con quien previamente habían negociado y a quien habían adelantado cantidades económicas como señal.

Buena parte de las estafas denunciadas (en algunos casos no llegaron a consumarse, pero se dio aviso a la Policía) son por la venta de artículos de segunda mano, para lo que se utilizan plataformas legales, de hecho, muy populares, para cubrir el engaño de verosimilitud.

Este fin de semana trascendieron las últimas denuncias registradas en la Comisaría de Viveiro, de una persona que adelantó 1.000 euros, a través de Western Union, por la compra de un vehículo que finalmente no recibió y por la adquisición de un teléfono móvil.

Los estafadores utilizan diversas fórmulas, echando mano de su ingenio para embaucar a las víctimas. Ante esta situación, el consejo habitual que se traslada desde las fuerzas del orden es el de desconfiar de los chollos, de las grandes ofertas, porque raramente existen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Guardia Civil alerta de estafas por Internet a través de cuentas bancarias