El Concello de Viveiro lleva dos años esperando «saber algo» del PXOM por parte de Augas de Galicia

"Parece que quieran castigarnos y así castigan a todo Viveiro", indica la regidora María Loureiro


VIVEIRO / LA VOZ

La semana pasada el presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, acompañado de la conselleira Beatriz Mato, visitó Foz para traer aprobado y firmado el esperado Plan Municipal (o general) de Ordenación Urbana. El alcalde focense, Javier Jorge Castiñeira, reconocía en este diario que era una gran noticia por la que llevaban más de once años aguardando en Foz. El PXOM es fundamental para regular y ordenar el crecimiento urbano de una localidad, como bien saben.

Pues en Viveiro el gobierno municipal sigue esperando una respuesta desde hace dos años por parte de Aguas de Galicia, organismo que tiene ahora en sus manos el Plan Urbano viveirense. «Una vez que fue aprobado por Patrimonio -donde esperamos otros dos años-, se lo hemos enviado a Aguas de Galicia, cumpliendo con el procedimiento; de esto hace dos años y aún no hemos tenido una respuesta, no sabemos nada», explicaba ayer la regidora municipal, María Loureiro.

Esta demora está impidiendo el desarrollo de Viveiro, con los perjuicios que causa a todos, no solo al gobierno local. «Es increíble, parece mentira; es que aún no nos contestaron desde hace dos años que se lo hemos enviado con el visto bueno ya de Patrimonio. Y así seguimos, parece que quieran castigarnos y así castigan a todo Viveiro», indicaba.

«Ya nos pasó algo parecido con Patrimonio; también tuvimos que aguardar dos años a que aprobaran el Plan Xeral de Ordenación Municipal, pero al final se consiguió; ahora falta este último trámite con Aguas de Galicia y ahí seguimos esperando una respuesta», lamentaba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Concello de Viveiro lleva dos años esperando «saber algo» del PXOM por parte de Augas de Galicia