Espectacular rescate de un turista que cayó en el Pozo da Ferida

l.r. VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

GES de Cervo, Bomberos de Viveiro, Guardia Civil de Xove y 061 tardaron hora y media en evacuarlo debido al difícil acceso

21 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La mañana de ayer transcurría tranquila en la comarca de A Mariña hasta que entrado el mediodía el 112 recibió una llamada en la que una pareja alertaba de que un hombre había sufrido una caída importante en el Pozo da Ferida, en Viveiro. Movilizados por el servicio de emergencias, al lugar se desplazaron de inmediato efectivos del GES (Grupo de Emerxencias Supramunicipal) de Cervo y del Parque de Bombeiros de Viveiro, además de una patrulla de la Guardia Civil de Xove y una ambulancia del 061, que tuvieron que coordinarse para llevar a cabo un espectacular y complicado rescate puesto que el hombre se había precipitado en una zona de muy de difícil acceso, según resaltaron las fuentes consultadas.

Todo apunta a que el hombre, cuyas iniciales son J.M.S.R., tiene 73 años y es vecino de A Coruña, visitaba la cascada natural situada en el límite entre los municipios de Viveiro y de Xove, y que ronda los 30 metros de altura, cuando por causas que se desconocen, cayó desde unos 10 metros de altura. En la excursión turística lo acompañaba su mujer, que no llevaba consigo el teléfono móvil. Otra pareja, que afortunadamente se encontraba en el entorno del paraje natural en ese momento, sí llevaba consigo un terminal y pudo avisar a los equipos de emergencia del accidente.

Una vez en el Pozo da Ferida, el GES de Cervo y los bomberos viveirenses, con el apoyo de la Guardia Civil, se vieron obligados a montar un dispositivo especial con una cuerda para poder utilizar la camilla de rescate de montaña porque de otra manera la evacuación era prácticamente imposible. «Así conseguimos subirlo hasta una zona intermedia», explicó el responsable del GES de Cervo, Mario Antuña.

A relevos hasta la ambulancia

Desde ese punto, efectivos de los distintos cuerpos implicados en el operativo tuvieron que realizar diferentes relevos para conseguir acercarlo hasta la ambulancia. Destacan que el hombre presentaba varios golpes y magulladuras, aunque estuvo «consciente en todo momento». El rescate duró en torno a hora y media, y el turista accidentado fue trasladado inicialmente al Hospital da Costa de Burela.

El hombre presentaba muchas magulladuras, pero estuvo consciente en todo momento