Foz jubila las normas de 1981 y estrena su PXOM tras once años de gestiones

María Cuadrado Fernández
MARÍA CUADRADO FOZ / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

Feijoo firmó ayer la aprobación definitiva del plan que regulará el urbanismo

19 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

En 2009 solo 33 ayuntamientos gallegos contaban con un Plan Xeral de Ordenación Municipal

(PXOM). Hoy, ya son 96. El último en incorporarse ha sido el Concello de Foz, donde el presidente de la Xunta firmó ayer la aprobación definitiva del plan de urbanismo que se contrató hace diez años y once meses. Hasta la primera aprobación inicial lo encaminó el entonces alcalde, el socialista García Rivera, pero fue finalmente el regidor popular, Javier Jorge Castiñeira, el que retomó el viejo proyecto, incluyó modificaciones y lo impulsó hasta conseguir la aprobación del primer plan de urbanismo del municipio, un concello que fue uno de los exponentes del bum urbanístico en la pasada década y cuyo urbanismo, hasta la actualidad, estuvo regido por unas obsoletas normas subsidiarias de 1981.

El alcalde calificó el día de «histórico», agradeció el apoyo de la Xunta y de tres de los cuatro grupos de la corporación (menos el BNG, que ayer no acudió) para sacar adelante el documento y, entre otros, recordó el trabajo del concejal nacionalista fallecido Xoán Carlos Basanta y de la edila socialista Ángeles Veiga, además del aparejador municipal Rafael Marful.

Representantes de asociaciones vecinales y colectivos, además de funcionarios, la conselleira de Medio Ambiente, la directora xeral de Urbanismo y otros cargos, abarrotaron el salón de plenos, al que Alberto Núñez Feijoo llegó tras conversar en la calle con vecinos y firmar en el libro de oro del Concello. Igual que uno de los arquitectos urbanistas del plan, Alfonso Díaz, puso como ejemplo la experiencia única de Foz, donde comisiones de vecinos y técnicos consensuaron el documento que entrará en vigor una vez se publique en el DOG.

Atrás quedan más de once años de gestiones. Por el camino se han concedido licencias de obra para miles de nuevas viviendas y el Concello ha tenido que afrontar procesos judiciales y devolver miles de euros al renunciar promotores a varias autorizaciones. El urbanismo focense no ha estado exento de polémica, una circunstancia que Feijoo no obvió: «Se este plan se fixera varias décadas atrás, Foz sería distinto, sería mellor, as casas e os edificios terían máis valor e o pobo sería máis rico, teriamos incluso máis turismo…».

La política útil

No obstante, el presidente asumió su parte de culpa: «Todos somos responsables de que a política urbanística en Galicia non fora mellor desde hai moito tempo». Además de felicitar al alcalde por su valentía a la hora de impulsar un plan de urbanismo, Núñez Feijoo agradeció el apoyo de la mayoría de la oposición: del PSOE y de FPF. «O importante é a política útil», reiteró, consciente de que «as decisións que ás veces non son populares son as que cimentan o futuro dun pobo».

«Todos somos responsables de que a política urbanística non fora mellor»

«Se este plan se fixera varias décadas atrás, Foz sería distinto, sería mellor»

El presidente anuncia la próxima apertura de la ampliación del hospital y apela al consenso con la variante de Viveiro

«Nós imos seguir apostando pola Mariña, que é o territorio máis rico da provincia de Lugo». Con esta aseveración, el presidente de la Xunta confía en lograr el mismo consenso en Viveiro que encontró en Foz para ejecutar la circunvalación a través de un puente sobre la ría: «Espero que podamos adxudicar en breve o estudo informativo e de impacto ambiental da ponte sobre a ría de Viveiro». También aseguró que, al igual que reclamó al Gobierno de Rajoy, en semanas pasadas, en Moncloa, planteó al presidente del Gobierno la necesidad de ejecutar la obra de la Autovía da Mariña: «Necesitamos, xa que hai presuposto consignado, licitar os proxectos construtivos e empezar a obra da autovía, se hai vontade política, no ano 2019».