Balance turístico: un verano «quizais non tan bo como se esperaba» por el mal tiempo en julio

65.878 personas pasaron por las oficinas de turismo de Ribadeo y 22.887 por la de Viveiro

.

ribadeo / la voz

Concluido agosto, varios concellos hicieron ayer balance de la temporada turística. Las cifras hablan del tirón que tiene A Mariña, pero a nadie escapa que el mal tiempo aguó las expectativas, sobre todo en el mes de julio, tras una campaña en 2017 espectacular. Foz y Barreiros se mantienen como referentes de segunda vivienda, mientras los dos concellos que lideran el turismo mariñano (por su capacidad hotelera y afluencia neta de visitantes), Ribadeo y Viveiro, siguen presentando unas cifras importantes, pese a la meteorología.

Resulta significativa la sinceridad del presidente de la asociación de comerciantes de Ribadeo, Francisco Iriarte, quien ayer animaba a participar esta semana en las fiestas patronales, tras las que se cerrará «un verán quizais non tan bo como se esperaba, xa que a meteoroloxía non axudou sobre todo en xullo, e o comercio e a hostalería notárono».

Desde Acisa Ribadeo hacen una valoración «prudentemente positiva porque, aínda que non temos cifras oficiais, contamos coas impresións dos nosos asociados». En julio, la fiesta indiana contribuyó a compensar el mal tiempo y agosto «foi un pouco mellor».

Si nos atenemos a los datos del Concello, el número de personas que visitaron las oficinas de turismo de Ribadeo, en el parque de San Francisco y en As Catedrais, fue incluso ligeramente superior al de 2017. En total, este julio y agosto fueron 65.878 viajeros, por los 65.464 del año pasado. Este verano subieron las consultas en agosto y bajaron en julio, y se estima que la ocupación hotelera en agosto fue del 92%.

El visitante predominante fue madrileño. El turismo nacional supuso un 89 %, y el internacional creció un 15 % en As Catedrais.

En el lado positivo hay que apuntar el Camino Norte, con una creciente afluencia de peregrinos (este año incluso procedentes de Nueva Zelanda, China, Japón o Kenia). También crece el turismo en grupos y el turismo náutico. Un dato resulta elocuente: en lo que va de año pasaron en tránsito por el puerto deportivo de Porcillán un total de 550 embarcaciones.

Son cifras que siguen situando a Ribadeo como referente turístico de Galicia, a juicio del Concello.

Desde el Concello de Viveiro hicieron ayer una valoración muy positiva de los datos de consultas en la oficina de turismo, un total de 22.887 visitas: 849 en junio; 7.356 en julio, y 10.395 en agosto.

La estancia media de los turistas en Viveiro es de 6 y 7 días y la franja de edad predominante va de 45 a 54 años.

Los lugares más visitados son el casco histórico, San Roque, las playas, el Souto da Retorta y el Pozo da Ferida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Balance turístico: un verano «quizais non tan bo como se esperaba» por el mal tiempo en julio