«Nos salía más caro el pulpo para el viernes que toda la comida para el resto de O Naseiro»

El elevado precio del cefalópodo animará a algunos romeros a buscar alternativas gastronómicas


viveiro / la voz

Dentro de 48 horas, gran parte de la actividad de Viveiro se trasladará al valle de O Naseiro para disfrutar del Día del Pulpo. Sin embargo, el elevado precio que está alcanzando el cefalópodo, tanto en las lonjas como en las pescaderías y tiendas de congelados o en los negocios de hostelería, obligará a algunos romeros a buscar alternativas gastronómicas más baratas para abrir la Romaxe do Bo Xantar, declarada de Interés Turístico Nacional. «Nos salía más caro coger el pulpo para el viernes que toda la comida para el resto de O Naseiro», explicó una romeira en una mesa que pasado mañana reunirá a unos 30 veinteañeros. Lacón, embutidos y boquerones en vinagre «para picar» se plantean como opciones. Mejillones o empanadas «para completar» son platos elegidos en otras mesas, sobre todo en las de los más jóvenes, que acuden a la fiesta con un presupuesto más ajustado.

Con todo, la mayoría de las pandillas consultadas, con independencia de su edad, destacan que intentarán mantener la tradición del pulpo. «Este ano polo menos», señalaron en un grupo autodenominado «PBA» que ayer por la mañana empezaba el montaje de una mesa que por tercer año congregará a unas 25 personas. Pagarán la ración de pulpo cocido a 15 euros el kilo.

Algo parecido opinan en la mesa de Orlando y Marco, de 25 años, y Óscar, de 24, que estarán en el pinar. Ellos lo comprarán congelado, y después lo cocerán en la mesa. «Na lonxa está a 15 ou 16 euros o quilo. Seino por meu tío. Vai tan caro que hai xente [comercializadores de pescado] que non o está traballando», apuntó el primero. «Meus pais levan vindo 20 ou 30 anos, e este ano non veñen con polbo», comentó el tercero. Pese a su juventud, aseguran que son de los que tratan de mantener las costumbres, y ven con tristeza las mesas en las que no se da importancia a la comida y únicamente importa lo que se bebe, mayoritariamente alcohol. «O botellón vai acabar co Naseiro», apuntaron.

Más baratas las nécoras

Adrián y Brais, los únicos que ayer montaban la mesa que juntará a unos 10 chavales -«animamos ao resto do equipo a que se sume», bromearon- cenarán el viernes «por libre». «Algúns iremos comer o polbo ao botiquín, aínda que este ano sae máis barato comprar nécoras», dijeron.

En los «botiquines» de la fiesta la ración costará 15 euros

Para comer el pulpo en O Naseiro no es necesario tener mesa. Basta con acercarse a alguno de los «botiquines» que como siempre se instalarán en el campo de la fiesta, y que este año también han encarecido la ración de pulpo. «Imos cobrala todos a 15 euros, e aínda así, con ese prezo, non che dá nada [de ganancia] porque está moi caro», explicaron en la Pulpería-Bar Chelo de Burela, que dirige Ildefonso Leal. Recordaron que en el 2017 la ración costó 13 euros, y que en esta ocasión valoraron la posibilidad de ponerla a 14, pero con ese precio no cubrían gastos.

«A festa do colesterol»

Pulpo, churrasco, cocido, sardinas, caldo..., donde también respetarán las tradiciones gastronómicas de O Naseiro es en la mesa de «Os de sempre», montada en la emblemática calle Guillermo Toxo. «Levamos trinta e pico ou corenta anos vindo, e polbo vai haber coma sempre. O Naseiro é a festa do colesterol», sonrieron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Nos salía más caro el pulpo para el viernes que toda la comida para el resto de O Naseiro»