El Burela planta cara a un Inter Movistar en plena forma

Fútbol Sala Las chicas de O Fisgón se estrenaron en Marín como locales con una victoria y buenas sensaciones sobre la cancha

.

PONTEVEDRA / LA VOZ

La de ayer fue una tarde importante en A Raña. La expectación generada por la llegada del Movistar Inter ha sido tal que hasta el Concello de Marín quiso abrirles sus puertas por la mañana y realizar un encuentro entre alcaldesa, concejal de Deportes y equipo. No es baladí. No todos los días se recibe a un campeón de Europa como es el equipo madrileño. Todo ello simular ser una apuesta de la villa marinense por el fútbol sala, más aún tras convertirse en sede del O Fisgón femenino, tras su marcha de Moaña.

Respondió el público, que acudió hasta el pabellón para observar desde la grada los dos partidos programados. Primero el del O Fisgón contra el Viaxes Amarelle, y posteriormente el del Burela contra los mentados campeones.

La del Fisgón fue una presentación en su nueva tierra con victoria. Lograron encajar el balón en la portería rival dos veces, mientras que el Viaxes Amarelle solo consiguió hacer subir un tanto al marcador.

Buenas sensaciones del equipo local, que hizo debutar con el primer equipo a varias de las chicas del filial. Un estreno que se ha saldado con un buen sabor de boca, no solo por el resultado, sino por el gran temple mostrado por las más jóvenes sobre la cancha y que a partir de ahora deberán enfrentarse a unas rivales mucho más exigentes.

Apenas unos minutos después del pitido final, aparecían en el pabellón de A Raña los jugadores del Burela y del Inter Movistar. Peloteos varios y calentamientos los justos, y es que el termómetro de las instalaciones marcaba una temperatura bastante sofocante, en parte protagonista de toda la jornada de fútbol sala vivida, pero que no echó para atrás al público.

Salió el campeón de la UEFA Futsal con un quinteto de lujo: Jesús Herrero, Pola, Daniel Shiraishi, Ricardinho y Solano. Con la mayor parte de las gradas ocupadas, el aplauso fue unánime. No se quedó atrás el ofrecido al Burela, que luchará este año por volver a la máxima categoría nacional de fútbol sala, tras su trágico descenso. Edu, Renato, Juanfran, Helder y Vargas fue el cinco elegido por su parte para acariciar el esférico los primeros minutos.

Partían los interistas como favoritos y no defraudaron. Suyo fue el dominio los primeros minutos, aunque el Burela tiró de una defensa sólida para mantener la portería impoluta de goles.

Hubo que esperar hasta el minuto 17 para que Gadeia desequilibrara la balanza a favor del Movistar. Debió abrirse la veda con este tanto, ya que apenas dos minutos después Bebé ponía el 0-2 e inmediatamente y Renato respondía inaugurando el marcador para los gallegos, acortando distancias y dejando vivo a su equipo para la segunda parte.

Comenzada la nueva mitad, el Burela continuó resistiendo los envites de los madrileños. Una tarea nada fácil en la práctica. Menos aún si sobre la pista se encuentran rivales de la talla de Gadeia -elegido uno de los tres mejores jugadores del mundo en el 2015- que firmó su segundo gol, el tercero para el Inter en el minuto 24.

Cerró Solana el partido y puso el 1-4 definitivo. Poco más pudo hacer el Burela a falta de diez minutos para el final. Aguantó, que no es poco. Intensísima tarde en A Raña que cumplió con todas las expectativas pensadas y anunciadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Burela planta cara a un Inter Movistar en plena forma