Cuarenta kilos de la cocaína que flota por el Cantábrico acaban en Burela y Xove

Más de 180 kilos han aparecido en ocho días en unos 200 kilómetros del litoral de Asturias y Galicia

.

Aún no se sabe si son parte de una alijo que estaba fondeado y se soltó, si los arrojó alguna embarcación al sentirse vigilada o si le cayeron a algún buque. Sea cuál sea el origen, lo cierto es que hay fardos de cocaína flotando por el mar Cantábrico, entre Asturias y Galicia. Ayer aparecieron en dos playas de A Mariña lucense dos bultos similares a los siete hallados en aguas asturianas en días anteriores. Desde el día 10 hasta ayer, más de 180 kilos de esa droga han sido recuperados en una franja de unos 200 kilómetros de costa, entre Xove (Lugo) y Villaviciosa (Asturias).

Todos los fardos son similares, coinciden quienes los han visto y los comparan con la imagen difundida por la Guardia Civil del primero que se encontró, frente a la costa de Navia, al lado de A Mariña. Por el exterior, sacos de arpillera de color claro pero sucios, con un símbolo en un lateral. Y en el interior, unos veinte paquetes cubiertos con film transparente y goma de color negro, de un kilo de peso, aproximadamente.

Rondaban las once de la mañana de ayer cuando personal de limpieza del Concello de Xove se encontró en la playa de Portocelo algo que les pareció un saco. Flotaba en el agua, lo cogieron y al empezar a abrirlo se percataron de que podría ser uno de los fardos de cocaína de los que se ha hablado en los últimos días. Avisaron a la Guardia Civil, que acudió al arenal y, tras analizarlo, se hizo cargo del bulto y lo trasladó a un cuartel, donde está en custodia.

Dos horas después, socorristas vieron un bulto flotando en A Marosa, en Burela. El mar lo arrojó a la arena, justo en medio de la playa. Como en A Mariña también es noticia la cocaína que flota por el Cantábrico, se dieron cuenta de que podría contener droga. Llamaron a la Guardia Civil, que abrió el fardo y, al comprobar su contenido, se lo llevó para el cuartel.

La Guardia Civil ha extendido a A Mariña el operativo que aplica en Asturias: patrulla por el litoral y pide cooperación por si aparecen más fardos de cocaína. Con unos veinte kilos de peso cada uno, los primeros tres los «pescó» un bonitero en el entorno de la costa de Navia, otro lo encontró un helicóptero en el mar, y anteayer, según la agencia Efe, se localizaron tres más, en Cabo Peñas (Gozón), en Cabo San Lorenzo (Gijón) y en Villaviciosa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cuarenta kilos de la cocaína que flota por el Cantábrico acaban en Burela y Xove