Achacan a la antigüedad de la tubería el reventón que dejó sin agua a viveirenses

Aquagest estima que afectó a unos 180 abonados de Landrove y Galdo, y el Concello tratará de renovar la red


viveiro / la voz

Tuberías del suministro de agua con unos 40 años de antigüedad han vuelto a dejar sin abastecimiento a viveirenses. Ayer les tocó a unos 180 abonados, residentes en parte de Landrove y de Galdo, porque el corte afectó a domicilios situados entre ahí y el puente de Portochao. El reventón de un tramo de la red inundó la carretera en la parte baja de Landrove. Sucedió sobre las doce y media del mediodía. Siete horas después, vecinos de esa zona confirmaban que ya volvían a tener agua de la traída municipal.

La alcaldesa viveirense María Loureiro transmite los detalles que recibió de Aquagest, la concesionaria del suministro. Desde el momento en el que se detectó la avería, personal de esa empresa trabajó sin parar hasta que la reparó, explican vecinos afectados por el corte de agua.

Como Aquagest atribuye el reventón de ayer a la antigüedad de la red, la regidora le ha encargado un informe con idea de renovar una tubería de varios cientos metros de longitud. Por eso el Concello se plantea renovarla por tramos, adaptándose a la capacidad económica municipal: «Las tuberías son viejas y cada vez resisten menos. Las vamos cambiando según vamos pudiendo, como hicimos en Magazos y en Rego da Fonte, en Celeiro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Achacan a la antigüedad de la tubería el reventón que dejó sin agua a viveirenses