¿Qué será del convento viveirense de Valdeflores sin las monjas dominicas?

Vacío por primera vez en seis siglos, en Viveiro se plantean cómo preservar ese extenso Monumento Histórico Nacional

.

viveiro / la voz

Por primera vez desde 1.406, el convento viveirense de Valdeflores está deshabitado. Las últimas seis religiosas dominicas lo abandonaron el pasado 18 de junio. Por lo que han transmitido dirigentes de la Orden de Predicadores a la Cofradía de Valdeflores, no prevén reabrir el monasterio porque apenas hay monjas de clausura debido a la falta de vocaciones. Ahora que, a salvo sorpresas, se han esfumado las esperanzas de devolverle la vida, en Viveiro comienzan a plantearse que será del extenso Monumento Histórico-Artístico Nacional. Distintos sectores sociales y políticos viveirenses lanzaban ayer dos preguntas: ¿quién se ocupará del mantenimiento del edificio para preservarlo e impedir su deterioro? ¿cuál será el destino de la propiedad?

Dependerá, en primera instancia, de los dominicos y de la Iglesia Católica. Son los propietarios de un edificio de grandes dimensiones que con un claustro ajardinado que forma un cuadrado equilátero en su parte central. Reconstruido en el siglo XVIII, cuenta con elementos arquitectónicos románicos y ojivales. Una iglesia del siglo XV completa un conjunto monumental que dispone de una extensa huerta rodeada por muros.

Subvenciones públicas y la atención que le prestaban las monjas que lo habitaron hasta hace poco más de un mes han contribuido a preservar Valdeflores. La Cofradía de Valdeflores que preside Luis Ramón López hará todo lo que esté en sus manos para proteger el convento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

¿Qué será del convento viveirense de Valdeflores sin las monjas dominicas?