«¿Qué va a pasar con nosotros, unos cien trabajadores eventuales en Vestas?»

«Nos han dicho que probablemente no van a contar con nosotros a partir de finales de septiembre»

.

viveiro / la voz

Trabajadores eventuales en la fábrica de Vestas en Chavín, Viveiro, no ocultan su preocupación ante la situación que se vive en la fábrica por la incertidumbre laboral que se cierne en especial sobre ellos.

«Algunos llevamos trabajando -a través de una ETT- desde enero de este año en la nueva línea que ha abierto la fábrica de paneles eléctricos. La situación laboral dentro de la fábrica es muy preocupante. Cuando comenzamos a trabajar en Vestas muchos hemos dejado atrás trabajos estables con un contrato indefinido para probar suerte en una gran empresa con perspectivas de futuro», comienzan explicando estos trabajadores.

«Esto lo pensábamos todos puesto que fue lo que nos vendieron en la entrevista que realizamos en la propia fábrica con el Jefe de Producción. Nos dijo que era una nueva línea -de paneles eléctricos- y que tenían mucho trabajo y para mucho tiempo. Estas palabras nos animaron a nosotros y a casi 100 compañeros eventuales más a tirar hacia adelante y a unirnos a este proyecto. Actualmente la realidad no es así. Cada día hay menos trabajo y ahora mucha gente empleada, y no se sabe qué hacer con ellos, con nosotros; hay compañeros que se pasan la jornada barriendo con una escoba la fábrica».

«Tal vez hayan contratado demasiada gente para la poca producción que tenían asegurada. Cierto es que gracias a toda esta gente hemos alcanzado con éxito los objetivos marcados por la fábrica para atender los pedidos que tenían pendientes, pero ¿ahora qué pasa?», se preguntan los trabajadores temiendo su futuro.

«Hoy hemos tenido una reunión con el director de la fábrica -añaden- y nos ha dicho que posiblemente no iban a contar con nosotros a partir de finales de septiembre, por lo menos con la mayoria. No entendemos esta reacción puesto que nosotros fuimos y somos los que hemos gestado esta nueva línea de producción. Es una pena después de haber trabajado sábados y festivos a turnos de 8 horas intensivos, vayan a prescindir ahora de la mayoría de empleados eventuales».

«Estos meses -de alta producción- han habilitado vestuarios dentro de oficinas e incluso han puesto una caseta en el exterior de la fábrica. El aparcamiento se ha quedado pequeño y la gran mayoría tiene que dejar sus coches donde puede, por las cercanías de la fábrica». Da una idea de la producción.

«Esta es la realidad de una fábrica que parecía que iba a generar mucho trabajo en A Mariña pero vemos a estas alturas que se desvanece la ilusión de muchos de nosotros, trabajadores que en algunos casos se desplazan desde Lugo, Vilalba, As Pontes, Ferrol, Foz, Burela y Ribadeo todos los días, cada vez más desmotivados».

Vestas tiene proyectos; es una multinacional líder en su sector; habrá que esperar.

Hay proyectos, pero las fases tienen picos altos y bajos, y ahora hay una lógica preocupación entre el personal

OPINIÓN

La importancia del viento

Cuando la compañía danesa Vestas eligió Viveiro para asentarse aquí, se le dieron todo tipo de facilidades; lógico, iba a generar empleo. Y así ha sido; es además una gran empresa, una multinacional con unos 20.000 trabajadores. Los eólicos, las renovables, son las energías del futuro. Se miraba entonces el presente y también el horizonte futuro para muchos trabajadores de la zona y sus familias por parte de los gestores políticos, y esa es su labor.

Pero el viento es cambiante, como bien sabemos aquí en la costa y especialmente la gente del mar. Y los trabajadores, a veces, muchas veces, solo un número a sumar o a restar según el momento y el mercado. Por eso ahora que el viento no viene a favor, eso parece, hay preocupación -lógica- entre los empleados eventuales de Vestas en Chavín, Viveiro, que además ven como en la planta de León la situación «pinta mal». Han convocado allá movilizaciones ante el cierre de varias líneas de producción y se prevé que en agosto unos 180 trabajadores pierdan su puesto de trabajo.

Es verdad que hay fases mejores y peores en el desarrollo de producción laboral de Vestas; en los últimos años ha sido así, con picos altos y otros más bajos. Con contrataciones de trabajadores cuando el viento es favorable (proyectos nuevos) alcanzando picos de contratación elevados. Luego vienen los descensos temporales. Tal vez sean así, normales, las cotas en ese sector. Vestas es una gran multinacional, un gigante en la fabricación, venta e instalación de aerogeneradores, desde que en 2003 se fusionó con Neg Micon. La empresa más importante de A Mariña (tras Alcoa).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

«¿Qué va a pasar con nosotros, unos cien trabajadores eventuales en Vestas?»