Viveiro recobra su pulso cotidiano tras otro Resurrection multitudinario

El Fest deja muy buen sabor de boca; ayer comenzó la salida escalonada de miles de personas que viajaron al festival


viveiro / la voz

Viveiro volvió a comenzar a recuperar ayer su imagen cotidiana, tras una semana en la que el Resurrection Fest fue el gran protagonista, con una multitud de gente que volvió a llenar la ciudad. La de ayer fue una jornada a la que los viveirenses ya están acostumbrados desde hace años, un día de despedidas, de abrazos de los seguidores del Resu, que paulatinamente fueron abandonado Viveiro. Las colas de coches desde primera hora de la mañana evidenciaban el fin de otro Resu que ha dejado muy buen sabor de boca, tanto por la calidad de las actuaciones como por la escasez de incidentes destacables, un año más.

Con el recuerdo latente del espectacular concierto de Kiss, un amplio equipo de personal comenzó ayer ya a desmontar la enorme y compleja infraestructura instalada en Lavandeiras. Por delante queda mucho trabajo, a la altura de festival que es ya un referente en el panorama musical europeo.

Ahora llegará la hora de hacer balances y de avanzar ya en la próxima edición del Resu, para el que, como también es habitual, ya empiezan a sonar diferentes nombres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Viveiro recobra su pulso cotidiano tras otro Resurrection multitudinario