Un coronel del ejército italiano de Ribadeo y un emigrante al que le tocó la lotería

Cayetano Arango González-Regueral y Vicente Varela, los protagonistas de la historia


Ahora que se acerca Ribadeo Indiano y su puesta en valor del pasado emigrante comarcal, vienen a estas páginas dos historias inéditas de ribadenses recuperadas desde la revista Centro Gallego de Montevideo, órgano de la colectividad del Uruguay.

Una de ellas se publicó en el número 50 del citado boletín el 31 de enero de 1921 y dice que a Vicente Varela, escribano natural de Ribadeo pero emigrante en Mar del Plata (Argentina), le tocó en 1920 el premio mayor de la lotería nacional de España. Y la otra, aparecida en el número 25 del 30 de diciembre de 1918, informa que otro ribadense, Cayetano Arango González-Regueral, era ese año un reconocidísimo y respetado coronel del Ejército Italiano.

La información sobre Vicente Varela es un suelto que puede verse en la ilustración gráfica adjunta y que lleva por título “Un gallego de suerte”. Dice literalmente: “El premio mayor, de 12.000.000 de pesetas, de la Lotería de Navidad de España le tocó a don Vicente Varela, escribano y rico hacendado que se había establecido en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires: vino el señor Varela a la Argentina en el año de 1868 y es natural de Ribadeo, provincia de Lugo”.

Primer alumbrado público

¿Quién era Vicente Varela? Las pesquisas realizadas en publicaciones y en la propia villa del Eo no me permiten, por el momento, ofrecer datos fidedignos y contrastados ni sobre él ni sobre su familia. En cambio, las realizadas en Argentina sí permiten aportar algunas referencia de interés que bien pudieran, en un futuro próximo, servir para esclarecer su identidad y sus vínculos con Ribadeo.

Según el Libro Diamante Histórico y Periodístico 75 aniversario del Diario La Capital y el publicado con motivo del centenario de este diario marplatense ?hoy propiedad del empresario gallego Florencio Aldrey- el escribano Vicente Varela comenzó a actuar, a cargo del segundo Registro Notarial en Mar del Plata, el 3 de marzo de 1894 y lo dejó el 22 de diciembre de 1898.

En esos cuatro años al frente del Registro número 2 de la ciudad suscribió numerosos documentos y escrituras públicas. Tal vez la más relevante fue el primer contrato de alumbrado público de la famosa ciudad turística argentina.

Es un contrato por dos años entre la Municipalidad y la empresa Roux, Deyacobbi y Cía para instalar postes, cables y 45 lámparas, al precio de 37 pesos por unidad, que funcionaban hasta las 3 de la madrugada. Está firmado por el intendente Eduardo Peralta Ramos y el presidente de la empresa eléctrica, Juan B. Goñi, y ratificada por el escribano Vicente Varela. Su posición social y económica entonces debía ser ya importante pues, en los primeros años del siglo, tenía segunda residencia en Buenos Aires.

En 1920 le tocó el Premio Gordo de la lotería española y eso reforzó, sin duda, su ya notable patrimonio…

martinfvizoso@gmail.com

El barrio de Monte Varela, 12 millones y un décimo del 9053

Según el organismo estatal de loterías, a Vicente Varela le tocaron 12 millones de las antiguas pesetas (72.289 euros) en el sorteo de Navidad de 1920. Jugaba un décimo, que entonces costaba cien pesetas (0,6 euros), en el número 9053 que había sido distribuido mayoritariamente en San Sebastián. La comparativa de premios y precios que hace el citado organismo destaca que, con la cantidad de dinero obtenida, Vicente Varela podía comprar, en el citado año, 12 edificios y cinco automóviles…

El escribano de Ribadeo en Mar del Plata ya era “rico hacendado” en 1920, según lo califica la revista del Centro Gallego.

Entre los años treinta y los cuarenta del pasado siglo, compró una extensión de ocho manzanas de terreno (dos millones de metros cuadrados, aproximadamente, que hoy son el pulmón de la ciudad), a campo abierto, en las afueras de la ciudad balneario del sur de Buenos Aires.

Esos terrenos fueron objeto de polémica y controversia social a comienzos del actual siglo. Quinientas familias (4.500 residentes) del conocido como barrio Monte Varela ?situado entre la avenida de Colón y las calles Falucho, 188 y 196- estuvieron a punto de perder sus precarias viviendas cuando los sucesores de escribano ribadense presentaron órdenes de desalojo.

Leyes

Los ocupantes habían comenzado a pagar impuestos para convertirse en propietarios, de acuerdo a las leyes de los años 60 y 70. Pero los herederos del pionero Varela presentaron una moratoria de tasas municipales que significó la reinvindicación de sus derechos de propiedad y dio pie a la intervención de la Justicia.

La disputa concluyó en el año 2016 cuando el Senado de la provincia de Buenos Aires aprobó una ley por la que declaró de utilidad pública y sujetos a expropiación los inmuebles ubicados en el barrio de Monte Varela, ciudad de Mar del Plata, partido de General Puyrredón, para que fueran transferidos a la Municipalidad con el fin de destinarlos a parque urbano, equipamientos comunitarios, viviendas y otros usos sociales.

Arango nació en 1860, fue a Italia por circunstancias especiales e ingresó en su ejército con 22 años

La noticia del coronel ribadense Cayetano Arango fue recogida por la revista montevideana en 1918 bajo el título “Un coronel gallego en el Ejército italiano”.

En ella se dice que la prensa madrileña se ocupó extensamente de un soldado muy popular en Italia, “el coronel Cayetano Arango Regueral, encargado del Comisariato militar del ejército italiano, de la dirección de las fábricas de guerra y de la distribución de avituallamiento al ejército mencionado”.

La revista del Centro Gallego destaca que en Italia se le considera insustituible en el puesto que ocupa “por su poderoso talento organizador, al extremo de que estallada la guerra de 1914, como hubiera solicitado pasar al frente para combatir, le fue denegada esta petición por juzgar que era más útil a Italia desde el alto puesto que desempeñaba”.

La revista dice que Arango Regueral es “gallego e hijo de gallegos.

Nació en Ribadeo (Lugo) y desde muchacho se encuentra en Italia adonde lo llevaron circunstancias especiales, emprendiendo la carrera militar en la que tanto se distingue actualmente”.

La publicación del Centro Gallego de Montevideo no aclara qué “circunstancias especiales” lo llevaron a Italia. Y tampoco lo hace el historiador ribadense Francisco Lanza que, sin embargo, en sus libros Ribadeo Antiguo y Dos mil nombres gallegos dice que se llamaba Cayetano Arango González-Regueral y había nacido en Ribadeo en 1860. Según Lanza, ingresó en el ejército italiano en 1882 y, cuando Italia entró en la guerra de 1914-1918, era teniente coronel con el cargo de director de avituallamiento y de las fábricas de municiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un coronel del ejército italiano de Ribadeo y un emigrante al que le tocó la lotería