«Los frescos de San Martiño son el hallazgo más importante de los últimos 30 años en Galicia»

El profesor Castiñeiras destacó la singularidad y la originalidad de la basílica focense


FOZ / LA VOZ

Un animado coloquio siguió a la conferencia y a la visita guiada por la basílica de San Martiño de Mondoñedo (Foz) a cargo de Manuel Castiñeiras González (A Coruña, 1964), profesor de Arte Medieval en la Universitat Autònoma de Barcelona, historiador e investigador. Previamente, Castiñeiras visitó el recién inaugurado Centro de Interpretación da Basílica. El historiador, quien ha regresado a la Autònoma tras un año trabajando en Estados Unidos, dedicó doce años «a explicar románico» en la Universidade de Santiago de Compostela. El viernes, ante numeroso público, el investigador reconocía que su primer contacto con San Martiño fue en 1996.

-Trabajos de restauración permitieron descubrir en 2008 las pinturas románicas más antiguas de Galicia. ¿Qué representó el hallazgo?

-En realidad sabíamos desde hace mucho tiempo que había pinturas del siglo XII porque en el muro del transecto hay toda una serie de registros. Lo que pasa es que los historiadores, como no había una evidencia, discutían mucho la datación de estas pinturas. Yo ya había dicho en los años 90 que eso era pintura románica y que era del siglo XII. Lo que fue espectacular fue en el 2008. Cuando Blanca Besteiro estaba restaurando, me llama, me escribe y me dice: ‘Tú siempre decías que este muro era con pintura del siglo XII y ahora está apareciendo todo un programa entero’. Entonces, yo vine a San Martiño. Yo siempre pensé que era una pintura muy vinculada al este de Francia, donde estaba la gran pintura del siglo XII y, cuando lo vimos, fue espectacular. Este hallazgo dio otras muchas claves interesantísimas para Galicia.

-¿Qué revelan estos frescos?

-Es cierto que es una pintura del siglo XII, seguramente alrededor 1134 o 1133, muy relacionada con cosas de la Catedral de Santiago, pero también con cosas del Camiño de Santiago y de Francia, y hoy (por el viernes) mostraré paralelos en Francia muy parecidos. El de San Martiño es el conjunto más espectacular. Porque el problema de Galicia es que hay mucha humedad, lo que impide conservar. Además, hubo una política primero de repinte, con lo cual, si había no se ve, y en el siglo XVIII se hizo mucho encalado y repicado y se perdió mucha pintura románica en Galicia. Creo que las pinturas de la basílica son el hallazgo más importante de los últimos 30 años en Galicia. No hay así, que se descubriera nuevo, un ciclo que completa además la historia del arte gallego. No tenemos grandes ciclos murales pintados. Lo único que hay es en San Pedro de Rocas, pero no se ve nada. Aquí aún se pudieron conservar los colores. Blanca hizo un buen trabajo.

«Si esto estuviera en Francia sería ya súper famoso, pero creo que llegará a ser muy famoso»

-¿Qué otras claves interesantes aporta San Martiño en el panorama gallego?

-Lo importante es que San Martiño de Mondoñedo es un edificio muy singular en Galicia. Es muy original y además marca como una serie de tendencias artísticas que son únicas en Galicia. Habla de un momento interesantísimo en Galicia, de contactos con Aragón, Cataluña, Francia... Es un poco distinto a la Catedral de Santiago, cosa increíble en ese momento. De hecho, Mondoñedo y Santiago tuvieron durante muchos años un gran pleito por la posesión de territorios. Es interesante y da una clave, es una hipótesis, pero yo estoy convencido, seguramente este ciclo pictórico está en relación con Bernardo, que fuera tesorero de la Catedral de Santiago. Se enfadó con Xelmírez, éste lo echó y vino aquí, de exilio. A él le dieron todas la propiedades, no le confiscaron los bienes. Él estuvo aquí un año y es mucha casualidad que él, que hizo el Tumbo A y toda la decoración de las miniaturas de la Catedral de Santiago, después nos encontremos aquí con ese mismo estilo. Gracias a ese descubrimiento podemos ir hacia atrás la historia.

-¿Qué opinión le merece el Centro de Interpretación?

-Estuve aquí cuando esto era casi una ruina. Creo que no hay ningún monumento en Galicia, que no sea un museo, que explique un monumento. Este es un ejemplo de que se puede hacer muchísima didáctica, de cómo poner en valor un lugar que llevaba años sin revalorizar. Sirve para concienciar a la gente de la importancia del patrimonio, de que hay que cuidar los sitios que conservan la memoria y también como una atracción para el turismo. Si esto estuviera en Francia, sería ya súper famoso, pero yo creo que San Martiño llegará a ser muy famoso.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
8 votos
Comentarios

«Los frescos de San Martiño son el hallazgo más importante de los últimos 30 años en Galicia»