La fiscalía rebaja a multa de 300 euros por amenazas una petición de 4 años de cárcel

La víctima, con discapacidad, entregó 2.500 euros en A Pontenova a la pareja condenada

.

lugo / la voz

La fiscala que llevó este caso pedía cuatro años de prisión para el hombre y la mujer acusados de un delito continuado de amenazas a un hombre que tiene reconocido el 55% de discapacidad, que llegó a entregarles 2.500 euros en A Pontenova. Finalmente, hubo conformidad y cada uno de los acusados fue condenado a una multa de 300 euros (cinco meses a dos euros diarios), una vez que devolvieron a la víctima los 2.500 euros. Era una juicio con tribunal de jurado, que, finalmente, fue disuelto sin tener que intervenir.

Una vez más, un caso de conformidad resulta altamente llamativo por la diferencia entre la petición inicial de condena por la fiscalía y la fijada por la citada vía. En el escrito de acusación se reseña una petición de cuatro años a cada uno de los acusados; en la lectura en sala, se citaron 3,6 años. Al final, no hubo pena privativa de libertad y la condena se redujo a una multa.

Los miembros del jurado estaban listos para realizar su trabajo. Pero hubo conformidad y, una vez leído el escrito de acusación, la fiscalía dio a conocer la modificación de sus conclusiones al hilo del acuerdo. El tribunal de jurado se constituyó por considerar la fiscalía que se trataba de un delito recogido en el artículo 169, primero, del Código Penal, que es uno de los casos en los que es competente el tribunal de jurado. El citado artículo señala: «El que amenazare a otro con causarle a él, a su familia o a otras personas con las que esté íntimamente vinculado un mal que constituya delitos de homicidio, lesiones, aborto, contra la libertad, torturas y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico, será castigado: 1.º Con la pena de prisión de uno a cinco años, si se hubiere hecho la amenaza exigiendo una cantidad o imponiendo cualquier otra condición, aunque no sea ilícita, y el culpable hubiere conseguido su propósito. De no conseguirlo, se impondrá la pena de prisión de seis meses a tres años. Las penas señaladas en el párrafo anterior se impondrán en su mitad superior si las amenazas se hicieren por escrito, por teléfono o por cualquier medio de comunicación o de reproducción, o en nombre de entidades o grupos reales o supuestos».

La fiscala aplicó otro artículo y la atenuante de reparación de daño, porque previamente habían sido devueltos a la víctima los 2.500 euros de los que se vio privado tras recibir amenazas. La víctima se dio por satisfecha con este acuerdo.

Reconocimiento

Los ahora condenados, como es obligado en los casos de conformidad, reconocieron los hechos y aceptaron la condena conformada. Según el relato de la fiscalía, los hechos en este caso, instruido por el juzgado de Mondoñedo, se resumen en que la pareja amenazaba a la víctima con denunciarlo por haber supuestamente maltratado a la hija de ella y pareja del acusado. Igualmente, le decían que lo denunciarían por haber atropellado al varón que ayer fue condenado. Dice la acusación pública que la víctima era atosigada con llamadas y mensajes de tono amenazante. Igualmente, rondaban su lugar de trabajo en A Pontenova. Consiguieron que les diese, en dos entregas, un total de 2.500 euros. Aún le reclamaron otros 2.000 euros, según la fiscalía, que no llegó a entregar.

El magistrado explicó a los miembros del jurado que, por haberse alcanzado acuerdo de conformidad, procedía a la disolución del jurado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La fiscalía rebaja a multa de 300 euros por amenazas una petición de 4 años de cárcel