Comienza en Ribadeo la primera excavación de un galeón en España

Arqueólogos submarinos y científicos de varios países participan en el proyecto

D.G. J.A.
RIBADEO / LA VOZ

En la ría de Ribadeo, a cuatro metros de profundidad, en la perpendicular de la lonja, se encuentra el que está considerado el galeón español del siglo XVI mejor conservado del mundo. El buque de la armada de Felipe II formaba parte de la cuarta flota que con 160 barcos salió de España para conquistar Inglaterra aprovechando que la armada inglesa estaba por el Atlántico. El Santiago de Galicia, construido en Nápoles entre 1570 y 1589, era más que un galeón de guerra. Era una joya de ingeniería de la época, que cuando se encontraba a 75 millas de su destino, Falmouth, fue sorprendido por una gran tormenta, siendo atacado después por un navío inglés y tres flamencos. No tuvo más remedio que regresar a puerto, entrando tan maltrecho en Ribadeo que finalmente se hundió.

Estos datos se conocieron años después de que el galeón fuese descubierto de forma accidental en el año 2011, mientras el arqueólogo Miguel San Claudio supervisaba el dragado del canal de acceso al puerto de Ribadeo. Su estado de conservación hace pensar que se pueda tratar del galeón mejor conservado del mundo, lo que alimenta la hipótesis de una posible recuperación, que es lo que persigue la dinámica Asociación Amigos del Galeón, además de crear un museo.

Pero es un dato que todavía hay que confirmar. Y la Xunta se ha decidido a financiar un importante trabajo de investigación, cuyos trabajos preliminares se iniciaron ayer, y que se prolongará durante dos semanas. Nunca se había emprendido un proyecto semejante; nunca en España se había excavado un galeón, como nunca en el mundo se ha excavado un galeón de guerra español del siglo XVI.

Sondeos

En rigor, la tarea que se va a emprender no es excavar, sino sondear cómo se encuentra en barco y obtener información exacta: si mide los 32 metros de eslora y diez de manga originales, por ejemplo. Pero también se va a aprovechar para recuperar restos, los que estén a la vista y algo que se pueda extraer. No es ese, en todo caso, el objetivo, sino obtener información, como manifestó ayer Miguel San Claudio.

En esta campaña participará un equipo multidisciplinar internacional con arqueólogos submarinos y expertos de distintas universidades, de Texas, Gales, Inglaterra... miembros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (con Ana Crespo a la cabeza) y buceadores de la Armada Española, pertenecientes a la Unidad de Buceo de Ferrol (UBUFER). La campaña durará dos semanas. El proyecto está financiado por la Xunta de Galicia y dirigido por el arqueólogo submarino Miguel San Claudio. Ayer comenzaron a hacer acopio del material que van a usar para hacer los sondeos.

San Claudio: «Hemos formado el mejor equipo que se puede hacer en el mundo»

Prueba del rango que tiene esta campaña arqueológica es la categoría de las personas que participarán en ella. «Trabajaremos sobre el pecio entre doce y trece. Hay un buen número de especialistas en diferentes ámbitos, desde la fotogrametría hasta el estudio de las maderas o de la construcción naval. Creo que hemos formado el mejor equipo posible que se puede hacer actualmente en el mundo y estamos muy esperanzados con los posibles resultados», manifestó Miguel San Claudio.

Insistió en que lo fundamental del proyecto es «constatar lo que se encuentra oculto bajo la arena, la extensión de este importantísimo yacimiento. Un barco como este es muy raro de localizar. Este es el mejor conservado que conocemos de los que han aparecido y ha surgido una oportunidad única hasta ahora de estudiar científicamente una embarcación de estas características. Hasta ahora, los barcos que están apareciendo son expoliados por cazatesoros. Nosotros lo que pretendemos es conocer de primera mano y por primera vez el tipo de construcción naval de estos buques».

Su posible recuperación es algo que no se plantea en este momento: «Lo que vamos a hacer es excavar sobre el yacimiento. Vamos a ir más allá del estrato estéril de arena que lo cubre. Vamos a meternos en los estratos fértiles del pecio y no es seguro, pero sí previsible, que aparezcan restos arqueológicos y entonces se actuará. En caso de que sea necesario para su preservación o estudio, se sacarán piezas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

Comienza en Ribadeo la primera excavación de un galeón en España