Ofensiva del PP y Martínez contra el gobierno de la Diputación por el conflicto en Suplusa

El PSOE apela a las inversiones que ejecuta, los populares quieren saber si Besteiro le prometió 90.000 euros a Martínez y este propondrá la eliminación de las dedicaciones exclusivas y cargos de confianza

.

lugo / la voz

Cuando el gobierno socialista de Darío Campos decidió entre febrero y marzo dar un cambio de rumbo en la política sobre las residencias y quitarle a Suplusa su condición de medio propio -aduciendo que estaba incumpliendo su encomienda- y firmó convenios con los concellos para abrirlas desde la Diputación, quizás no sabrían las consecuencias del maremoto político que se le iba avecinar hasta las elecciones del mayo del 2019. La rebelión de su vicepresidente, Manuel Martínez, y su expulsión del grupo, parece que no le saldrá gratis.

Lo vivido en el pleno del pasado martes va camino se repetirse en las siguientes sesiones. Si el gobierno de Campos pensaba que iba a poder gestionar el plenario con solo 10 diputados, solo pactando los presupuestos del próximo año y el Plan Único, y tirando el mandato desde el poder que otorga la comisión de gobierno, todo parece indicar que la oposición, PP y Martínez, no lo van a permitir.

Para muestra la doble andanada de ayer tanto de los populares como del exsocialista, que a 25 días para que se celebre un nuevo pleno ordinario, ya cargan la batería de argumentos, preguntas y mociones para minar al gobierno de Campos. Este, mientras, apela a que ellos se encargan de aprobar millones de euros en obras y planes de empleo que mejoran la vida de los lucenses. Como apuntó el presidente y el vicepresidente, Argelio Fernández, en el pleno del martes, «senón é pola Deputación, esta provincia morre». Consideran que solo el organismo provincial, y en cierta parte los concellos, están ejecutando inversiones y creando empleo en Lugo. «Aquí do Estado apenas hai inversións que xeneren movemento económico e da Xunta estanse a vender como logros o que son gastos correntes», señalan desde el gobierno provincial.

Campos, cuando fue reprobado por la oposición, marcó en su discurso el tono que pretenden llevar a cabo desde San Marcos: «Fronte á mediocridade da oposición, nós facemos política e construímos, achegando aos lucenses o que é seu: 129 millóns de fondos públicos da Deputación».

De Besteiro a la Gürtel

Pero ante este escenario, donde cada uno intenta jugar un papel, el grupo popular, del que es portavoz Elena Candia, anunciaba ayer que preguntará en el próximo pleno a los socialistas si es cierto que le ofrecieron 90.000 euros a Martínez por ser gerente de Suplusa, tal y como indicó este en una rueda de prensa y en una entrevista a La Voz. Los populares, que insisten en que Álvaro Santos le metió «unha puñalada a Campos» con la moción para disolver Suplusa, quieren que los socialistas expliquen «o que confirma o mercadeo de intereses que existe no goberno do PSOE e poría a incoherencia cando critican o soldo do presidente da entidade urbanística, cando eles terían ofrecido unha contía moito superior, de 30.000 euros».

Desde las filas socialistas ya no se esperan al pleno del día 26 y responden a los populares sobre los sueldos aprobados con sus votos en Suplusa, incluidos los 57.000 euros de Martínez: «Cre o ladrón que todos son da súa condición. O PP por fin confirma publicamente que paga favores políticos en A porque xa non pode pagalos en B, como ao parecer facía, pois é o único partido de España culpable de corrupción, tal como di a sentenza do caso Gürtel». Para los socialistas «seguen faltando explicacións públicas, que non teñen o valor de facer ninguén do PP, nin o propio Feijoo, que manifestou estar totalmente ao tanto, dando conta que está no allo, pero tamén evitou explicar os motivos que levan ao seu partido, o PP en Lugo, a empregar máis de 100.000 euros de fondos públicos de todos os lucenses para salarios en Suplusa, algo que nunca existiu».

Pero si desde el PSOE piensan que las críticas por el sueldo de Suplusa van amilanar a Martínez, este también ayer dejó claro que va a la carga y en el pleno del 26 presentará una moción para anular todas las dedicaciones exclusivas y parciales y de los cargos de confianza tanto en la Diputación como en los organismos dependientes de la misma. El diputado no adscrito considera que «se están a facer acusacións falsas e sen rigor sobre o cobro de dietas» en Suplusa, por lo que llevará el debate de los sueldos de cargo públicos y de confianza al pleno. Desde el gobierno tampoco esperaron al pleno y ayer indicaron que «só se trata de ser populista e polemizar sobre un asunto ben claro en todas as Administracións, e no caso da Deputación os soldos están publicados e correspóndense cun traballo cuantificado».

Ante este panorama, y con mociones que no se debatieron en el pleno del martes y que regresarán al de junio, quizás el titular de este periódico del miércoles pueda repetirse: «Broncas, sueldos, ausencias y argucias legales y políticas para dinamitar la Diputación».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ofensiva del PP y Martínez contra el gobierno de la Diputación por el conflicto en Suplusa