Confirman un aumento del consumo de cannabis entre menores mariñanos

El Centro de Drogodependencias de Burela está detectando casos «de xente moi noviña»


Viveiro / La Voz

La alerta saltó en Ribadeo, pero se confirma en el resto A Mariña: el consumo de cannabis y de hachís está aumentando entre los menores de edad. Así lo ratifican desde el Centro de Drogodependencias de Burela, donde «duns meses a esta parte» han detectado un aumento de la demanda de tratamientos destinados a jóvenes de distintas poblaciones de la comarca que están enganchados a estas sustancias estupefacientes. «E hai casos de xente moi noviña», apunta la trabajadora social del dispositivo, Maite Lanza. Al parecer, habría incluso chavales de 14 o 15 años que consumen drogas habitualmente, y que por norma general llegan al centro para tratar sus adicciones por mediación de sus padres, de los servicios de salud o de los servicios sociales. En algunos casos, incluso a través del servicio de menores.

Otras fuentes manifiestan que, aunque Viveiro, Ribadeo, Foz y Burela son los núcleos más poblados, este tipo de conductas también están afectando a jóvenes y adolescentes de municipios más pequeños, ya que el ir y venir de unas localidades a otras es continuo para acudir a los institutos o salir de fiesta. «Non é unha cuestión de que sexan os nenos da urbe os que consomen», confirma en esa línea la profesional del centro burelense. «Trátase máis cunha cuestión de idade, da permisividade á hora do tempo libre», manifiesta Lanza. Al parecen, «hai un montón de xente trapicheando con cannabis».

«Este ano a Policía fixo varias actuacións en colaboración cun centro de secundaria de Viveiro», Jesús Seco, comisario de la Policía Nacional en Viveiro

Los entornos de los institutos son desde siempre una zona especialmente sensible a los trapicheos de drogas, especialmente a las más baratas, como pueden ser el hachís o el cannabis (marihuana). A ese respecto, hace un par de semanas que la Guardia Civil intensificó en Ribadeo las patrullas y la vigilancia en las inmediaciones del colegio Sagrado Corazón y el CIFP (Centro Integrado de Formación Profesional) Porta da Auga a raíz de varias quejas de padres y de informaciones que tenía en su poder. En Viveiro, las labores de vigilancia y control en esas zonas también son habituales. «Este ano a Policía Nacional xa fixo varias actuacións en colaboración cun centro de secundaria», explicó ayer el comisario de la Policía Nacional en Viveiro, Jesús Seco, que destacó que la Fiscalía fue informada de todas las actuaciones. También subrayó que fue el propio centro el que se puso en contacto con la policía para informar de la presencia de algún tipo de conducta sospechosa por parte de alguna persona que podría estar consumiendo e incitando a consumir sustancias estupefacientes a otros chavales, algunos de ellos menores de edad. Al parecer, en este momento la situación podría estar controlada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Confirman un aumento del consumo de cannabis entre menores mariñanos