Alarma en Ribadeo al romper la canalización del gas en san Roque

Las viviendas fueron desalojadas y la calle cortada, por la demora en cortar el suministro


ribadeo / la voz

En torno a las cuatro de la tarde de ayer, una máquina excavadora que trabajaba en las obras de remodelación de la calle san Roque de Ribadeo levantó un bloque de hormigón rompiendo la canalización de gas ciudad. Entonces comenzó a salir hidrocarburo, provocando alarma, que fue a más al coger aparentemente a todos desprevenidos. Nadie sabía dónde cortar el gas. Se llamó a Nedgia Galicia (distribuidora de Gas Natural Fenosa), pero el técnico más cercano estaba en Burela, y la Policía local dio aviso al 112, que movilizó a los bomberos de Barreiros.

Para cortar el suministro es preciso, además de saber dónde hacerlo, disponer de una llave específica que inicialmente no aparecía. Finalmente se recurrió a Viaqua, que planteó la posibilidad de realizar cortes en los entronques generales, que tienen llaves de palanca. Así se hizo, en cinco puntos. Dos están a la altura del Hostal Presidente; otro en la esquina del Banco Pastor con la Avenida Rosalía de Castro, otro enfrente y el quinto junto al quiosco de anuncios de las Cuatro Calles. Por precaución, y dado que el gas no dejaba de salir, ante la alarma se optó inicialmente por realizar un corte general.

En tanto, policías, vecinos, empresarios, todos los que podían, iban por la calle, desde Virgen del Camino hasta la plazoleta de San Roque, pidiendo a la gente que desalojase viviendas y negocios. Además, se impidió el acceso. Así estuvo la calle casi una hora, hasta que se logró cortar el suministro de gas.

Propietarios de negocios que cierran a mediodía llegaban a la calle san Roque para abrir por la tarde y se encontraban con la desagradable sorpresa. Fueron unos momentos de incertidumbre y alarma, que provocaron críticas de vecinos, por la aparente improvisación en la obra.

La mayoría de comentarios iban en ese sentido, así como sobre el poco personal que parece estar trabajando en la reforma de la calle, teniendo en cuenta que el compromiso es que debe estar concluida en el mes de julio, para el Ribadeo Indiano.

Nedgia minimiza el peligro: «El gas natural no es tóxico y en el exterior se dispersa»

Desde Nedgia Galicia explicaron que recibieron el aviso por rotura de la tubería a las 16.16 horas y que el equipo técnico de la compañía estaba en Ribadeo a las 16.50. «Los bomberos ya habían cerrado válvulas por lo que la zona estaba ya en seguridad (con las indicaciones que les habían facilitado nuestros técnicos)».

«La tubería se encontraba a la profundidad reglamentaria y contaba, además, con malla señalizadora», dice Nedgia, que aclara que con antelación había facilitado planos con la información de ubicación de las redes a Coopcisa. Dice que la avería afectó a tres clientes. Y concluye: «La rotura de una tubería no reviste riesgo, el gas natural no es tóxico y además es menos denso que el aire, con lo que en contacto con el exterior asciende rápidamente y se dispersa, por lo que en una fuga exterior no existe riesgo de acumulación de gas».

Piden que se depuren responsabilidades por el riesgo ante una situación caótica

Uno de los negocios que fueron desalojados ayer fue Gráficas Ribadeo, propiedad del presidente de la asociación de comerciantes, Francisco Iriarte. La patronal divulgó ayer un comunicado en el que se pronuncia en términos muy críticos sobre lo ocurrido, denunciando «o perigo que supuxo tanto para os veciños e veciñas como para os locais comerciais e hostaleiros desa vía».

«Pasadas as catro da tarde comezamos a notar un forte cheiro a gas diante da nosa porta, incluso se escoitaba perfectamente o escape. Os traballadores da empresa que está a realizar esta importante obra, que é Copcisa, non foron capaces de desaloxar aos veciños e veciñas da rúa San Roque, non tiveron ningunha capacidade de reacción. Fomos os propios empresarios e traballadores os que nos encargamos de avisar á veciñanza, a unha ludoteca que está aí ao lado, tivemos que parar o tráfico. Non foron quen nin de avisar ao Concello», manifestó Francisco Iriarte.

Aseguró también que la empresa de gas tardó al menos 45 minutos en llegar y sostiene que alguien debe hacerse responsable de lo ocurrido y Copcisa asumir los perjuicios ocasionados.

Iriarte sí agradeció la actuación de Viaqua, de los bomberos de Barreiros y de Protección Civil de Ribadeo, «xa que a incapacidade amosada polos tres operarios de Copcisa e da empresa subministradora do gas facía prever o peor e que incluso puidera haber unha desgraza».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Alarma en Ribadeo al romper la canalización del gas en san Roque