Las facturas sustituyen a las cartas de amor en los buzones mariñanos

«O cambio foi moi grande e en pouquiño tempo», indican desde la oficina de Correos en Viveiro


viveiro / la voz

Hubo un tiempo en que los enamorados esperaban con emoción la llegada del cartero para descubrir si les traía o no carta, y en que las madres y padres esperaban como agua de mayo las letras que les escribían los hijos que vivían fuera contándoles cómo les iba la vida. Sin embargo, de todas esas rutinas y formas de comunicarse hoy apenas se conserva el recuerdo, como reconocen desde la oficina de Correos en Viveiro. Puede decirse que, en el último tramo de la segunda década del siglo XXI, las facturas y los folletos de propaganda han sustituido a las postales y a las cartas de amor en los buzones de A Mariña. «O tema das cartas e das postais baixou moito porque hoxe a xente usa moito o teléfono e o wasap, aínda que as mensaxes de texto xa non tanto como hai algúns anos», declara el jefe de la sección de cartería de la oficina viveirense, Suso Fernández.

Según apunta, hoy los carteros distribuyen sobre todo correo comercial y folletos publicitarios, además de paquetes. Con este panorama, los trabajadores de las 18 oficinas y puntos de atención que tiene Correos en la comarca son testigos privilegiados de la revolución que traen consigo las nuevas tecnologías de la comunicación. «O cambio foi moi grande e en pouquiño tempo», reconoce Fernández, que señala que Internet también ha dado un giro de 180 grados a la forma de trabajar de los carteros. «Pódese dicir iso de ‘¿quién te ha visto y quién te ve’», comenta, puesto que el papel va desapareciendo, sin prisa, pero sin pausa. A la hora de entregar una carta certificada, por ejemplo, los destinatarios tienen que firmar y anotar su número de DNI en una PDA. «Para afrontar los nuevos retos de paquetería, hemos adaptado los carros de reparto de nuestros carteros para que tengan mayor capacidad y sean más cómodos», señalan desde Correos, donde destacan que las unidades de reparto se han especializado en el reparto de paquetería urgente.

«Antes a correspondencia chegábanos en sacas, agora en envases de plástico e ben colocada»

Hace algunos años que la imagen del cartero cargando a la espalda o arrastrando por el suelo pesados sacos llenos de cartas pasó a la historia, como explica el responsable de paquetería de la Unidad de Reparto de Correos en Viveiro, Suso Fernández. «Antes a correspondencia chegábanos en sacas, pero agora vén toda en envases de plástico e ben colocada. Chega dividida por calles e por números, o que fai que teñas o recorrido case preparado para saír facer o reparto. Chega moito máis preparada a cousa», indicó el profesional, que acumula cerca de 32 años de experiencia en el sector postal. Este cambio también ha implicado que la limpieza sea mucho mayor, y que tanto las cartas como los paquetes no lleguen sucios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las facturas sustituyen a las cartas de amor en los buzones mariñanos