Fernando Suárez niega un pacto para ser el próximo candidato del PSOE

O alcalde de Ribadeo dice que las insinuaciones de Martínez son «estrambóticas»


ribadeo / la voz

La ambigüedad calculada con la que ha jugado en los últimos años el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, sobre su futuro político y sobre si continúa o no como militante del Bloque Nacionalista Galego, le jugó ayer una mala pasada. El diputado díscolo y alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, provocó la controversia al insinuar un supuesto pacto por el cual Suárez encabezaría la candidatura del PSOE en las próximas elecciones municipales. De telón de fondo surgía, una vez más, la residencia de ancianos y la excepción que hizo la Diputación de Lugo al financiar económicamente el asilo para facilitar su apertura, a pesar de tratarse de una instalación municipal. Martínez habló de una «compra de voluntades».

También aludió a la situación política de Fernando Suárez, quien si bien figura como alcalde y miembro del grupo municipal del Bloque Nacionalista Galego de Ribadeo, su distancia es tal que desde hace tiempo no participa en ningún acto político del BNG, ni lo hizo en las elecciones generales ni autonómicas. Suárez fue uno de los alcaldes del BNG que reclamó una mayor apertura. Al fracasar, surgieron los rumores de que se había dado de baja en el Bloque, pero él nunca lo confirmó. En todo caso, su distanciamiento es absoluto.

Dada esta situación, sobre Ribadeo ha planeado la duda del futuro del alcalde, con qué partido se presentará a las elecciones o si finalmente, como ya amagó públicamente en otras ocasiones, dejará la política. Suárez siempre ha esquivado ambas cuestiones, moviéndose con ambigüedad. Así, ha figurado en las apuestas como futurible de las Mareas, aunque la elección del grupo de coordinación comarcal ha complicado esta vía; como independiente; mantenerse en el BNG y, también, del PSOE.

Lo que ocurre es que en Ribadeo los precedentes de líderes que acabaron en el PSOE no son alentadores. Está el caso de Eduardo Gutiérrez, que tras ser alcalde del BNG y diputado autonómico regresó a la primera línea de la política municipal al ser elegido candidato del PSOE en 2010. Gutiérrez no impidió la caída libre de lo socialistas ribadenses en los últimos años y obtuvo los que, en ese momento, fueron los peores resultados del PSOE en Ribadeo en unas elecciones municipales. En los comicios siguientes, la apuesta del PSOE fue Roberto Ramos, en aquel momento presidente de Acisa, cosechando aún peores resultados.

Con estos antecedentes, ¿tienen fundamento las insinuaciones de Manuel Martínez? Solo por el incierto futuro político de Suárez, cuyas dudas él no acaba de disipar, y porque desde la Diputación, con gobierno socialista, han llegado a Ribadeo las mayores inversiones. Lo que a nadie escapa es que Suárez sería una magnífico candidato para cualquier partido, por su tirón y el respaldo que tiene, además de ser Ribadeo un concello con pedigrí, deseado por todos.

Martínez sacó ayer a relucir toda su artillería y Fernando Suárez salió a desmentirlo. Lo que no aclara el alcalde es qué hará en el futuro. El que no haga ninguna alusión al BNG, a que forma parte del gobierno municipal nacionalista, no hace más que alentar la hipótesis de que desde hace un par de años está más fuera que dentro del partido. Pero esa incertidumbre le permite también dejar la puerta abierta a seguir con el BNG en el futuro.

Lo que sí hizo ayer Suárez fue cerrar las puertas a ser candidato del PSOE. Para el alcalde ribadense, las palabras de Manuel Martínez «son un intento de desviar a atención». Y no dudó en calificarlas de «estrambóticas».

«Cando acabe o meu periplo aquí, neste Concello de Ribadeo como alcalde, sexa cando sexa ese momento, para onde irei será para o meu posto de traballo, que é precisamente noutro Concello próximo a este (Vegadeo, como funcionario municipal). Non vou ir para un lado nin para outro, irei para o meu posto de traballo, que é o que sempre podo dicir con orgullo e con satisfacción», manifestó Suárez en un comunicado.

Sobre el convenio con la Deputación para abrir la residencia de mayores, Fernando Suárez explicó: «Sobre a cuestión da compra de vontades ou non porque a Deputación puidera incluír a Ribadeo neste convenio para a xestión da residencia, máis que compra de vontades o que fixemos tanto por parte do Concello de Ribadeo, xa non só do goberno senón do pleno da corporación, e por parte do goberno da Deputación foi, diante da pasividade e do pasotismo da Xunta, dar resposta á vontade dos nosos paisanos e das nosas paisanas de ter un modelo óptimo de funcionamento para a residencia de Ribadeo; é dicir, preferentemente para a xente de aquí, sen prexuízo da da nosa comarca e da nosa provincia, e con prezos asumibles e accesibles para as rendas que poidan ter».

Y por si quedaban dudas, concluyó: «Polo tanto, elucubrar ou andar enredando con outras cousas supoño que será un intento de desviar a atención destas actuacións esperpénticas que está a facer, cubrindo con este tipo de falsas informacións que absolutamente quero desmentir».

La ambigüedad calculada sobre

su futuro en la política le jugó

una mala pasada

Desde hace tiempo Suárez no participa en actos políticos del Bloque ni apoya a sus líderes

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Fernando Suárez niega un pacto para ser el próximo candidato del PSOE