Susto al arder una freidora en la cocina del colegio Martínez Otero de Foz

Amplio dispostivo por otra alerta en la calle Rego de Foz

.

foz / la voz

Todo quedó en un susto, sin mayores consecuencias que los daños que provocó la intensa humareda al comenzar a arder uno de los dos depósitos de aceite de 15 litros de una freidora en la cocina del comedor escolar del colegio Martínez Otero de Foz.

Ocurrió cuando un turno de alumnos ya había salido del comedor y antes de que accediese el siguiente. Para ellos hubo que improvisar una comida, con bocadillos, pero el servicio de comedor ya está restablecido y hoy funcionará con normalidad.

La intensa humareda negra provocó un buen susto. El personal del colegio utilizó varios extintores, así como la Policía local, que acudió con más, pero fueron insuficientes y finalmente los bomberos de Barreiros se encargaron de controlar la situación. Por la tarde, los equipos de limpieza trabajaron con intensidad para que hoy el centro opere de nuevo con total normalidad.

Alerta en Rego de Foz

Por otro lado, sobre las siete de la tarde de ayer fue movilizado un amplio dispositivo después de que personal del 061 advirtiese de que se temía por la vida de una persona que se encontraba en el interior de una vivienda en la calle Rego de Foz. En principio se pensó que iba ser preciso forzar la puerta. Se recurrió a los bomberos de Barreiros, a Protección Civil, a la Policía local y la Guardia Civil. Finalmente no fue preciso echar la puerta abajo, ya que la inquilina la abrió voluntariamente.

Votación
1 votos
Comentarios

Susto al arder una freidora en la cocina del colegio Martínez Otero de Foz