El Ribadeo FC llegará «ata onde sexa» para demostrar su inocencia

Insiste en que la denuncia del Viveiro por alineación indebida carece de «ética» y confía en que el comité de competición actúe con «sentido común»


ribadeo / la voz

Los dirigentes del Ribadeo ya se han puesto manos a la obra para defender su inocencia en la denuncia por alineación indebida que presentó el Viveiro tras el derbi mariñano de Preferente disputado en As Valgas, que concluyó con una clara victoria ribadense por 3-0. En las oficinas del club del Pepe Barrera preparan las alegaciones oportunas para demostrar que la inscripción del lesionado Dani Prieto en el acta del partido se debió a un «error humano ou informático». Desde la junta directiva insisten en que quien sí participó en el partido fue su hermano Javi, portero juvenil con ficha de la SD Ribadeo y que figuraba en la relación de jugadores convocados que los clubes tienen obligación de entregar al colegiado antes de cada partido, acompañada por las correspondientes licencias federativas.

Fuentes del Ribadeo Fútbol Club confirmaron que el club llegará «ata onde sexa», incluso al Comité Galego de Xustiza Deportiva, para defender su inocencia en un caso que podría deteriorar las relaciones entre ambos conjuntos, hasta ahora cordial, y que ha generado un intenso debate en la calle y en las redes sociales. Las mismas fuentes aseguraron que confían en que el comité de competición actúe con «sentido común» a la hora de juzgar los hechos y emitir su veredicto la próxima semana.

Silencio en Cantarrana

Los dirigentes del Viveiro guardan silencio en este asunto y, al parecer, no tienen intención alguna de reconsiderar su postura y retirar la reclamación.

El partido del domingo ante el Escairón se jugará en el Municipal de Foz

El Ribadeo volverá a jugar en el exilio el partido de la próxima jornada. El Pepe Barrera sigue inhabilitado y en esta ocasión el equipo ribadense se trasladará a Foz para enfrentarse con el Atlético Escairón en el encuentro correspondiente a la trigésimo segunda jornada del grupo norte de Preferente Galicia. El choque se disputará el domingo a partir de las cinco de la tarde en el campo municipal focense de Malates, de césped artificial, un escenario al que ya había recurrido en dos ocasiones el club ribadense por el mismo motivo durante su última etapa en Tercera División. Pablo Lorenzo Quintas, de Ourense, fue el árbitro designado para impartir justicia.

El Ribadeo, cuarto en la clasificación, dispondrá de una buena oportunidad para sumar otra victoria delante de un Atlético Escairón que ha perdido sus cinco últimos compromisos y ocupa puestos de descenso directo con 29 puntos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El Ribadeo FC llegará «ata onde sexa» para demostrar su inocencia