Eucaliptos cercan una gasolinera de Viveiro sin que nadie corrija el peligro

La Voz VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

El propietario lleva años denunciándolo en la Xunta y en el Concello, sin resultados

09 abr 2018 . Actualizado a las 08:10 h.

Plantaciones de eucaliptos se ciernen como una amenaza, «un peligro latente», sobre la gasolinera de Magazos, en Viveiro. Cercan la estación de servicio sin que nadie atienda las reiteradas denuncias de su propietario, Francisco Grela. La Consellería de Medio Rural, a través del Distrito Forestal con sede en Viveiro, y el Concello de Viveiro se han limitado a «pasarse la pelota: en el Distrito Forestal me dicen que me dirija al Concello y en el Concello me dicen que le compete a la Xunta», lamenta.

«Una masa forestal tan importante pegada a una empresa de suministro de combustibles es, evidentemente, una situación anómala con riesgos evidentes. Nos pasamos los veranos temblando, porque da pánico pensar solo en la posibilidad de que se produzca un incendio», explica Francisco Grela.

La estación de servicio de Magazos abrió hace 25 años. Da a la LU-540 y por su parte trasera discurre el Camiño Río Pedroso. Justo detrás de él, un monte en el que se alza un eucaliptal de particulares. Según la normativa autonómica, esas plantaciones no pueden estar a menos de cincuenta metros de distancia del límite de las instalaciones de una gasolinera. Francisco Grela recalca que solo intenta que se cumpla la Ley, pero no lo consigue, pese a haberlo solicitado varias veces a la Administración. Como tiene claro el «peligro» que representa un eucaliptal tan próximo a su empresa, ha puesto el asunto en manos jurídicas. Han seguido al pie de la letra el procedimiento administrativo. El empresario espera respuestas claras y, sobre todo, que se aplique la legislación. Con otro verano a las puertas, no descarta emprender medidas judiciales.