El nuevo asilo vuelve a enfrentar a los partidos: ¿quién defiende a Ribadeo?

El alcalde y el PP se cruzan reproches por sus últimas actuaciones


ribadeo / la voz

Parecía lógico pensar que el consenso alcanzado hace unos días en Ribadeo sobre el nuevo asilo iba a ser efímero. Y más con las elecciones municipales a un año vista.

Hace unos días, la corporación ribadense votaba de forma unánime a favor del convenio con la Diputación para sostener económicamente el asilo. Debía haberse ratificado el jueves en el pleno de la Diputación, pero el asunto fue retirado en el último momento por el PSOE al ver que iba a perder la votación, tras pronunciarse en contra el diputado socialista díscolo Manuel Martínez y el PP. El convenio se aprobará en una próxima junta de gobierno. Fernando Suárez, alcalde de Ribadeo, invitó a toda la corporación a acudir al pleno. Y los concejales del PP, eludiendo un escenario complicado, no lo hicieron, lo que llevó al alcalde a cargar contra ellos.

Ayer, los populares, que afearon a Suárez que les invite a ir al pleno de la Diputación cuando no los llama para otros actos que organiza el Concello, como la reciente gala del deporte, se explicaron. Dicen que defienden una residencia accesible para todos y con garantías, de ahí su voto a favor en el pleno municipal. Y recuerdan que en el pleno de la Diputación, el PP pidió que el convenio de Ribadeo se votase de forma independiente al de las demás residencias, por no tener vinculación con Suplusa, dando a entender que el PP lo iba a apoyar. Pero el PSOE no lo atendió.

Pero hay más. Y en esto, el PP coincide con el PSOE: echan en cara a Fernando Suárez que uno de los dos diputados del BNG no acudiese al pleno: «El alcalde tiene la cara dura de reprocharnos no haber asistido entre el público y justifica la ausencia de un diputado del BNG. ¿No lo apoyan ni siquiera los suyos?», dicen los populares ribadenses.

El PSOE también incidió en esta circunstancia: «Gracias ó PSOE as residencias saíran adiante. Alguén nos terá que explicar o voto en contra da dereita, e a non asistencia ó pleno da metade dos deputados nacionalistas. Vese que no partido do noso alcalde non hai moito interese tampouco para que a cousa saíra adiante».

¿Y qué dice Fernando Suárez? Sin duda, respiró aliviado al ver la maniobra de la Diputación: «Vimos de volta moi esperanzados e moi ilusionados porque outra vez mais, e xa van varias, a razón, a legalidade e o sentidiño permiten manter o proxecto dunha residencia cuns servizos de primeira, preferentemente para os nosos veciños e a uns prezos acordes cos seus ingresos».

«Parece ser que todo isto molesta. Molesta moito aos que non queren que isto vaia adiante», añadió, asegurando que no seguirán trabajando para lograr el objetivo. Y no obvió críticas al PP local: «Quedaron retratados, vaia se quedaron, os que en Ribadeo votan unha cousa e ao mesmo tempo en Lugo pretenden votar o contrario. Pero a xente debe sabelo. Chamei a todos os grupos para que nos acompañaran a presenciar o debate. Pois foron concelleiros de todos os grupos, do goberno e da oposición, de todos, menos dun».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El nuevo asilo vuelve a enfrentar a los partidos: ¿quién defiende a Ribadeo?