«Se puede producir una catástrofe enorme, en este caso solo cayó una piedra»

El catedrático Pérez Alberti ve excesivos los 4.812 pases diarios para visitar As Catedrais


VIVEIRO / LA VOZ

«En la costa gallega, como en cualquier otra, lo que domina es la inestabilidad. La propia existencia de los arcos y de los ojos es la mejor prueba de eso». Así lo exponía en su cuenta de Twitter el 20 de enero el catedrático de Geografía e Historia de la Universidade de Santiago de Compostela Augusto Pérez Alberti, quien el pasado sábado lamentaba la muerte de Irene Baladrón tras caerle una piedra de una cueva en la playa ribadense de As Catedrais.

El experto considera excesivos los 4.812 pases diarios que reparte la Xunta (en Semana Santa y verano). «Deberían reducirse, hasta 800 serían muchos», explicaba el sábado: «Los acantilados no tienen unos ritmos estables, son muy aleatorios e inestables, pueden pasar temporadas o largos períodos de tiempo estables, pero en determinados momentos se caen», manifestaba en declaraciones a Europa Press.

El experto insistía en que el acceso al arenal debería estar todavía más regulado ante episodios de lluvias, «los peores días para acercarse», puesto «que los polos están muy dilatados, el peso es mayor (..) Se puede producir una catástrofe enorme, en este caso solo cayó una roca, pero en los acantilados el escultor es el tiempo, el mar, el oleaje... influye el agua de la lluvia y el oleaje, pero sobre todo la lluvia». Pérez Alberti fue muy crítico con el informe de la Xunta y lamentó que la Administración no escuche a los investigadores: «Decir que durante los próximos 100 o 200 años no se van a caer es una profecía que nadie puede hacer», porque los acantilados «se mueven por movimientos en masa», cuando hay un temporal muy fuerte, una marea alta o momentos de alta densidad de lluvia.

«O catedrático de Geografía Física da USC, Augusto Pérez Alberti, ten investigado intensamente sobre as singularidades xeomorfolóxicas desta costa, defende a necesidade de salvagardalo e poñelo en valor mediante a figura dun Xeoparque», reconocía en octubre del 2014 en La Voz Miguel Pazos, director del Centro de Estudos e Investigacións Turísticas de la USC.

Además, en una entrevista concedida a La Voz en 2017, Pérez exponía su punto de vista: «Deses cinco millóns (de turistas), moitos queren ir ás Illas Cíes e As Catedrais. Alí non poden entrar 4.000 persoas ao día, nin poden nin deben, porque un día cae un arco. De feito van caer, mañá ou dentro de cen anos, pero é a súa dinámica. Xa pasou en Malta e no Algarve. Eu estiven diante dos 12 apóstolos de Australia logo de caer un deles, ¡adeus postal!».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

«Se puede producir una catástrofe enorme, en este caso solo cayó una piedra»