Los hosteleros de toda la provincia celebraron su gala anual anoche en Viveiro

Restaurante Nito y Mesón de Alberto fueron los premiados por toda una vida al frente de sus negocios

s. c.
viveiro / la voz

La Asociación Provincial de Hosteleros de Lugo celebró anoche su gala anual en Viveiro, en el salón restaurante del hotel O Val do Naseiro; gala a la que asistieron unos 150 invitados, a pesar de la noche fría y de las dificultades en las carreteras.

Ángeles Galdo, de O Val do Naseiro, se encargó de que nada fallase. A la gala de la asociación APEHL, que preside Cheché Real, asistieron diversas autoridades; la alcaldesa, María Loureiro, a la cabeza; también la concejala de Turismo, Marisol Rey. Además se desplazaron hasta Viveiro el presidente de la Diputación, Darío Campos; también el delegado territorial de la Xunta, J. M. Balseiro, y el subdelegado del Gobierno en Lugo, Ramón Carballo. No faltó la responsable provincial de turismo, Paloma Vázquez. También asistieron muchos empresarios hosteleros de toda A Mariña (Viveiro, Burela, Foz, Ribadeo, etcétera) anoche a esta gala.

Y tal como había avanzado La Voz, fueron premiados Manuel Balseiro y Rosario Quelle, del restaurante Nito, de Viveiro, y el Mesón de Alberto, dos establecimientos con calidad acreditada, con muchos reconocimientos en su larga trayectoria.

Si la noche fuera estaba fría, dentro hubo buen ambiente, emoción y reconocimientos.

Reconocimiento a «Nito»

El primer contacto de Manuel Balseiro, Nito, en el mundo de la hostelería tiene sus inicios cuando ayudaba a sus tíos en la taberna familiar que poseían en Orol. En 1968 se casa con Rosario Quelle y comienzan un pequeño negocio de restauración, un bar de ultramarinos, típico de la época en aldeas y pueblos. Dos años más tarde, en 1970, abre su primer restaurante , especializándose en mariscos y pescados, siempre elaborados de manera tradicional basándose en nuestra gastronomía gallega; recuerda el fundador que en aquella época, gracias a la abundancia y riqueza de nuestras rías, era más fácil conseguir los mejores productos de cada temporada.

Dada la demanda de hospedaje solicitada por parte de las empresas que realizaban la construcción de Aluminio Español y el repunte del turismo, se inaugura en el año 1977 el hotel Ego. Con el objetivo de ofertar el mejor servicio de calidad y buscando la satisfacción y el confort del cliente, se realizan continuas reformas, tanto en el hotel como en el restaurante, adaptándonos a las últimas tendencias.

Gracias al esfuerzo, al trabajo y a la elección de los mejores productos, los años fueron posicionando a Nito como referente en la gastronomía gallega y nacional, obteniendo así los dos soles otorgados por la Guía Repsol y convirtiéndose en el único establecimiento de la provincia en conseguir dicha distinción. Además, en Madrid Fusión el Restaurante Nito logra posicionarse en el puesto 6 entre las 100 mejores marisquerías de España.

En el año 2006 se realiza una ampliación en el Hotel Ego, consiguiendo las cuatro estrellas y convirtiéndose así en el primer hotel de la Mariña de esta categoría. El relevo llega al Hotel Ego y al Restaurante Nito con su hija Eva y su hijo Alejandro, que toman las riendas queriendo mantener la marca de calidad y modernidad creada por sus padres, quienes les sirven de guía y referencia. Siguiendo sus pasos y siempre en constante proceso de innovación se inaugura el Hotel Urban Viveiro, hace un año, apostando por una obra moderna, cómoda y funcional y con la misma ilusión que sus padres siempre les han querido transmitir.

* Texto leído anoche en la gala de APHEL.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los hosteleros de toda la provincia celebraron su gala anual anoche en Viveiro