Armas contra el cóctel de tener una discapacidad en el rural y estar en paro

Doce mariñanos se iniciaron en la informática en un curso ofrecido en Xove por Cogami


Xove / La Voz

Tener una discapacidad física o intelectual, vivir en el rural y estar en el paro en época de crisis económica. Estos son algunos de los ingredientes del «cóctel explosivo» que trató de combatir Cogami (Confederación galega de persoas con discapacidade) a través de un curso de informática básica que ofreció en Xove hasta ayer. Doce mariñanos (7 mujeres y 5 hombres de Viveiro, Burela, Alfoz, Barreiros y Xove) culminaron por la noche en el centro de recursos situado en la urbanización de Palmeiro las cien horas de formación en las que una profesora, Mónica Castañón, les enseñó herramientas básicas para manejar un ordenador, algo clave para intentar conseguir hoy en día cualquier puesto de trabajo. Windows, Internet, hojas de cálculo y Microsoft Word fueron los módulos. «O obxectivo xeral é coñecer a nivel usuario o funcionamento básico dun ordenador. Moitos partiron de cero, cando empezaron o curso non tiñan coñecementos de informática, pero sabían que é necesaria para acceder a todo, tamén a ofertas de emprego na rede», señaló la orientadora laboral de Cogami para la zona norte de la provincia de Lugo, Raquel Grandío Montes.

Aunque el desempleo fue el nexo de todos los alumnos que participaron en el seminario, cada uno tiene un perfil distinto. Algunos nacieron con discapacidad, pero otros la adquirieron más tarde. «Case sempre por enfemidades comúns, enfermidades profesionais ou accidentes laborais», señala la profesional. Tienen entre 38 y 55 años, y la mayoría llevan bastante tiempo en casa, sin tener un trabajo estable.

Ayudas a la contratación

En muchos casos, según destaca Grandío, por los prejuicios que todavía tienen un buen número de empresarios en relación con la discapacidad, especialmente en una comarca como la de A Mariña, que es eminentemente rural si se compara con grandes ciudades y áreas metropolitanas. «É certo que as persoas con discapacidade teñen limitacións, pero tamén teñen capacidades, e esas son as que hai que potenciar. Ademais, hai axudas á contratación», sostiene la orientadora. En esa línea reconoce que es complicado «reconducir» los perfiles de gente que la mayor parte de su vida ha desempeñado un trabajo y que ahora, por salud, tiene que buscar sectores alternativos. Un ejemplo claro es el de hombre que trabajaron en la construcción durante años, y que en este momento ya no pueden.

?¿Qué nichos de empleo hay para las personas con discapacidad? ?Comercial, limpieza, hostelería, asistencia a domicilio y electricidad son algunos de los más habituales.

Cándida pérez, viveirense de 52 años

«Teño unha leucemia crónica que me limita en cousas, pero que me permite traballar noutras» 

Con 32 años, una hija de 5 y un abuelo de 91 a su cargo, a Cándida Pérez le diagnosticaron una leucemia. Diecinueve años más tarde, esta viveirense ha aprendido a convivir con una enfermedad que, gracias a un autotrasplante de médula que le realizaron en 1999, se ha convertido en crónica. «Teño unha leucemia crónica que me limita en cousas, xa que teño un 53% de minusvalía, pero que me permite traballar noutras» explica, y pone un ejemplo muy gráfico: «É como ter unha diabetes. Todos os días tomo unha quimioterapia oral e fago controis coma todo o mundo, cada catro ou cinco meses, segundo me dean as analíticas. O tratamento é agresivo, sobre todo para o sistema muscular e polas puncións da espalda, e teño días mellores ou peores».

«Mente distraída»

La mujer trabajó cerca de una década en los quioscos de Cogami en Viveiro. «Desde que pecharon estou no paro e busco traballo», señaló días atrás en Palmeiro, en donde participó en un curso de informática básica de Cogami que le sirvió, según subraya, para «recuperar» conocimientos que había adquirido en al año y pico que estudió de Administrativo. «Pero daquela non había ordenadores. As clases de contabilidade eran con máquinas de escribir, as famosas Olivetti», recuerda Cándida, que no se rinde. «Gústame isto, gústame aprender cousas novas e ademais axúdame a ter a mente distraída, a non estar centrada nos problemas». De cara al futuro se plantea incluso preparar una oposición. «O tema do traballo está mal ata para quen está o cen por cen, para canto máis para nós, que non podemos competir con xente que está a pleno rendemento».  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Armas contra el cóctel de tener una discapacidad en el rural y estar en paro