Buzos de la Guardia Civil siguen buscando en Arbón el arma con la que Paz Fernández fue asesinada

Ayer no tuvieron éxito, pero el rastreo podría prolongarse varios días más

.

NAVIA / LA VOZ

Javier Ledo pasó este martes su segunda noche en prisión tras decretar la jueza de Luarca su prisión provisional y sin fianza por el asesinato en Navia de Paz Fernández. A pesar de ello, la investigación continúa al no aparecer de momento el arma que se usó para matar a la gijonesa. En la autopsia se apuntó a un objeto contundente y romo.

El cadáver de Paz Fernández apareció hace una semana en las inmediaciones del embalse de Arbón, la misma zona donde los buzos de la Guardia Civil centran sus trabajos para tratar de hallar nuevos elementos incriminatorios. Ayer, durante dos horas, tres buzos inspeccionaron el cauce del río en busca de esa arma homicida y de otros objetivos personales, algunos de la víctima. Las aguas del Navia están muy frías estos días, con temperaturas que rondan los cinco grados, por lo que la duración de las inmersiones no puede ser prolongada.

El fango también lo pone muy difícil a la hora de ver el fondo del río. Los trabajos ayer terminaron sin resultados, por lo que no se descartan que se prolonguen más días. Mientras tanto, Javier Ledo se encuentra en la prisión de Villabona, tras confesar el domingo por la noche la autoría de un crimen que ha impactado especialmente en el Occidente asturiano. Decenas de pruebas están ahora siendo investigadas para que puedan ser relevantes durante el juicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Buzos de la Guardia Civil siguen buscando en Arbón el arma con la que Paz Fernández fue asesinada