Más de 160 casos de violencia contra las mujeres llegaron a los juzgados

Casi todos son causas penales y la mayoría ocurrieron en el partido judicial viveirense


viveiro/ la voz

El pasado Día de la Mujer ha hecho historia en A Mariña con dos mensajes nítidos: no más discriminación por razones de sexo y no más violencia contra las mujeres. El viernes, al día siguiente de esas movilizaciones, estadísticas oficiales revelaban que en los juzgados de Viveiro y Mondoñedo se resolvieron el año pasado 165 casos de violencia contra mujeres que sucedieron en municipios mariñanos. Casi todos son causas penales y la mayoría ocurrieron en el partido judicial de Viveiro.

Además de Viveiro, el partido judicial viveirense se extiende por los municipios de Burela, Foz, Cervo, Xove, O Vicedo y Ourol. Datos del Consejo General Poder Judicial indican que los juzgados de Viveiro tomaron medidas por 111 asuntos penales de violencia contra mujeres y por 13 civiles. Las estadísticas indican que todas esas acciones han sido prácticamente inmediatas, dado que se corresponden con los casos que llegaron el año pasado a los juzgados viveirenses.

Lo mismo ha sucedido en los de Mondoñedo en el ámbito penal, donde durante el 2017 resolvieron 40 asuntos por violencia contra mujeres. Dentro de esa materia, en el ámbito civil, en los juzgados mindonienses entraron el año pasado 7 casos, se resolvió uno y al acabar el ejercicio 7 estaban en trámite. El partido judicial de Mondoñedo abarca ese ayuntamiento, así como los mariñanos de Ribadeo, Barreiros, A Pontenova, O Valadouro, Alfoz, Lourenzá y Trabada, más Abadín, Riotorto y Pastoriza.

Las sentencias civiles doblan a las penales

Otra información que desvelan las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial confirma que las causas penales que se tramitan en los juzgados de Viveiro y Mondoñedo suelen resolverse en Lugo, donde están centralizadas desde hace unos años.

Durante el 2017 los juzgados mariñanos emitieron 924 sentencias (614 civiles y 310 penales), 2.691 autos (1.979 penales y 712 civiles) y 1.358 decretos (1.312 civiles y 46 penales). En el ámbito de la ejecución de sentencias, de las 1.130 resueltas eran civiles 1.056 y penales 74; y de las 708 registradas, correspondían a la jurisdicción civil 649 y a la penal 59.

Desglosados por juzgados, los datos oficiales revelan que en los de Viveiro se promulgaron 514 sentencias y en los de Mondoñedo 410. De las salas viveirenses emanaron 1.138 autos y de las mindonienses 1.323. Y los decretos emitidos sumaron 995 en Viveiro y 363 en Mondoñedo. Las sentencias ejecutadas en los juzgados viveirenses ascendieron a 1.301 (851 resueltas y 450 registradas); y en los de Mondoñedo, a 537 (279 resueltas y 258 registradas). Al finalizar el 2017, en Viveiro tramitaban la ejecución de 2.145 sentencias y en Mondoñedo de 767.

Sigue el paro indefinido

Desde el pasado 7 de febrero, están en huelga indefinida los funcionarios de los juzgados gallegos que dependen de la Consellería de Xustiza. Trabajadores mariñanos secundan un paro que, según personal de los juzgados de Viveiro, en un mes paralizó más de 1.400 asuntos.

Viveiro y Mondoñedo acabaron el 2017 con casi tantos asuntos en trámite como en el 2016

Las estadísticas permiten comprobar la actividad de los juzgados mariñanos de primera instancia e instrucción. Durante el 2017 en los de Viveiro entraron 3.039 asuntos diversos (1.599 civiles y 1.440 penales), se resolvieron 3.042 (1.525 civiles y 1.517 penales) y al acabar el año estaban en trámite 1.130, casi tantos como los 1.093 del inicio del ejercicio. Durante el 2017, los juzgados de Mondoñedo recibieron 2.248 asuntos (1.477 penales y 771 civiles), resolvieron 2.248 (1.465 penales y 783 civiles) y cerraron el año con 1.041 en trámite, casi tantos como los 983 con los que empezaron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Más de 160 casos de violencia contra las mujeres llegaron a los juzgados