Sorpresa en el Pepe Barrera y otra tarde de lamentos en Cantarrana

El Ribadeo no pasó del empate (2-2) ante la Residencia y el Viveiro perdió (0-1) ante el Dubra


Ribadeo: Hugo, Rafa Casanova, Martín Traba (Pablo Rivas, min 66), Juanma, Isma, Santi, Iván Rodríguez, Vicente, Mauro Poratti, Luki (Aitor, min 72) y Miguel Gomes (Jacob, min 54)

Residencia: Diego, Tebi (Mauro, min 75), Álex, Adrián, Borja, Pablo, Yeray (Arturo, min 81), Simón (Nando, min 84), Meko, Dani y Dieguito

Goles: 1-0, min 22: Borja, en propia meta. 1-1, min 31: Meko. 1-2, min 56: Álex. 2-2, min 75: Santi, de penalti.

Árbitro: Oliveira Dios (Pontevedra).Mostró la cartulina amarilla a los jugadores locales Martín Traba, Mauro Poratti, Isma y Rafa Casanova, así como a los visitantes Simón, Meko, Tebi, Yeray y Mauro.

Viveiro: Trullo, Roi (Joel, min 90), Dani Carnota, Julio Camba, Poceiro, Xoel, Álex Meitín (Álex Paz, min 46), Xaime, Arturo, Rolle (Xesús, min 74) y Xenxo (Alberto, min 64)

 Dubra: Couto, Leites, Dani Gesto, Juan Caneda, Brais, Boris, Villa, Anxo (Martín, min 84), Dani Moto (Pablo, min 69) y Gonzalo (Xabi, min 92)

Goles: 0-1, min 61: Dani Moto.

Árbitro: Quintairos Rial, de la Delegación de Vigo. Amonestó a los jugadores locales Roi, Julio Camba, Xoel y Xenxo.

Incidencias: Cerca de 200 espectadores presenciaron el partido en el campo de Cantarrana.

La jornada no fue buena para los equipos mariñanos en Preferente Galicia. El Ribadeo no pasó del empate en el Pepe Barrera ante un Residencia que persigue la permanencia, y el Viveiro sufrió una derrota en Cantarrana tras otro ejercicio de querer y no poder que le empuja hasta la penúltima plaza de la clasificación.

El destino no fue justo con el conjunto ribadense, que, a pesar de conceder dos goles, hizo méritos para sumar más que un punto. Y pudo ser peor, ya que Hugo realizó una intervención magistral en el mano a mano con un atacante lucense cuando el partido estaba a punto de finalizar. Fue esta la ocasión más clara en todo el partido de un Residencia que empató en un error de la zaga local y tomó ventaja con un zapatazo a la escuadra de Álex. Buena parte del partido la pasó replegado, tratando de contener las embestidas de los hombres de Fiz Rodríguez. Cuando la primera parte estaba a punto de acabar el poste escupió un remate de Vicente y ya en la segunda mitad, Martín Traba corrió la misma suerte que su compañero. El merecido gol del empate para el Ribadeo lo marcó Santi transformando un penalti sobre Aitor.

En Cantarrana se vivió otra tarde de lamentos. Y no tan solo por la derrota. Sobre todo, por el nuevo ejercicio de inoperancia de un Viveiro con importantes deficiencias en todas sus líneas. El Dubra explotó su defensa de acero y el gol de Moto, en un fallo clamoroso de la defensa y el portero viveiristas, para quedarse con los tres puntos de un partido que se quedó lejos de las expectativas. En la primera mitad solo se contabilizaron dos remates entre los tres palos con peligro. Al cuarto de hora, Xenxo ejecutó de primeras y con escasa potencia un pase atrás de Álex Meitín, y poco después un cabezazo de Brais lo rechazó Trullo con una sensacional estirada.

Aún dio menos de sí la segunda mitad. Dani Moto abrió el marcador rematando en el segundo palo un centro desde la izquierda que no fueron capaces de atajar ni Trullo ni Dani Carnota, y en el 75 fue el joven Roi el que dispuso de la ocasión más clara del Viveiro. Recogió un rechace dentro del área y su disparo raso lo atajó el meta Couto perfectamente colocado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Sorpresa en el Pepe Barrera y otra tarde de lamentos en Cantarrana