Os Irmandiños: «El CAVI no ha generado problemas ambientales significativos»

La cooperativa se ofrece a colaborar para conocer el origen de los vertidos


ribadeo / la voz

La cooperativa Os Irmandiños divulgó ayer un comunicado en el que se pronuncia respecto a la denuncia de la Fiscalía por los vertidos del Centro de Alimentación y Ganado Vacuno (CAVI) de Vilamartín Pequeno (Barreiros) al arroyo das Teixeiras, que desemboca en el embalse de Lexoso, del que se abastece Ribadeo para el consumo doméstico. La Fiscalía ha instado al juez de Mondoñedo a que abra un procedimiento y practique las diligencias oportunas por un presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente. Pese a que Os Irmandiños fue sancionado en varias ocasiones por estos vertidos y realizó inversiones para corregirlos, en el comunicado de ayer se deja entrever que la cooperativa cuestiona que estos procedan del CAVI.

Tras recordar que la denuncia de la Fiscalía es por «posibles vertidos contaminantes realizados por la instalación agro-industrial CAVI, sita en el Concello de Barreiros sin riesgo para las personas», explica las medidas tomadas para corregir los posibles impactos en el medio ambiente. Y añade: «Os Irmandiños, como cooperativa de importante impacto económico y social en el rural gallego, tiene un compromiso claro con la sostenibilidad ambiental del territorio. En ese sentido se pone a disposición de los técnicos para la una rápida resolución del expediente y conocimiento del origen de los vertidos».

Pero ahora la fase que se afronta no es administrativa, de expedientes de la Xunta o el Seprona, sino judicial. Ante este nuevo panorama, Os Irmandiños señala: «En la instalación CAVI de esta cooperativa se almacenan y elaboran las dietas alimentarias del ganado de los socios de la cooperativa, fundamentalmente forraje húmedo y seco, para su correspondiente reparto a las distintas granjas de vacuno. Se trata de una instalación construida en 2008 y sometida a los controles ambientales que determina la legislación. En función de los cambios normativos en medio ambiente durante la última década, la cooperativa ha efectuado cuantiosas inversiones desde su puesta en funcionamiento en 2009», dice Os Irmandiños. Y cita: «Balsas de recogida de residuos líquidos; impermeabilización de los silos; cubrición de 2.000 metros cuadrados de explanada, y construcción de una balsa para aguas pluviales exteriores».

«Estas medidas, junto a los protocolos ambientales internos, garantizan la sostenibilidad ambiental de la planta, que no ha generado problemas ambientales significativos», concluye Os Irmandiños.

Según fuentes del Concello de Ribadeo, tras un tiempo sin hacerlo, hace unos tres meses saltaron por última vez los controles en la captación de Lexoso al no cumplir el agua los parámetros establecidos, con lo que se cortó el abastecimiento para impedir que el agua llegase a los domicilios de los ribadenses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Os Irmandiños: «El CAVI no ha generado problemas ambientales significativos»