Desisten de buscar por A Mariña a la gijonesa que desapareció en Navia

Su coche fue localizado junto al Hospital de Jarrio y se barajan todo tipo de hipótesis


ribadeo / la voz

Desde el pasado día 13 nada se sabe del paradero de la gijonesa Paz Fernández Borrego, de 43 años de edad, que fue vista por última vez en Navia. Su familia denunció su desaparición y la pasada semana comenzó a difundirse por las redes sociales un aviso en el que se informaba de que había sido vista por última vez en la calle San Francisco de Navia, junto al Restaurante San Francisco. Se añadía que entonces iba acompañada de su perro, de raza Yorkshire, y se apelaba a la colaboración vecinal y a que difundiera la alerta por la zona de Ribadeo, Navia y el Occidente asturiano. Ese aviso no llegó por los canales oficinales a las agrupaciones de Protección Civil de A Mariña. Los cuarteles de la Guardia Civil de A Mariña sí fueron informados de la desaparición en cuanto se denunció, en un trámite habitual, pero no se ordenó que es iniciase una búsqueda por la zona de Ribadeo.

Las investigaciones se centran en Navia y conforme pasan los días se van sabiendo más datos, aunque nada concreto que apunte a dónde se encuentra Paz Fernández Borrego.

Falsos rumores

En los últimos días también han circulado falsos rumores, incluso de que una mujer había aparecido muerta en La Bobia, en la zona de Boal, por heridas con un arma blanca.

Lo que sí parece cierto es que Paz Fernández tenía vínculos afectivos con gente del Occidente asturiano, donde incluso podría tener una estrecha relación con otra persona.

En un hostal

La última vez que fue vista fue el 13 de febrero por la noche, en la calle San Francisco de Navia. En un hostal de esa calle había alquilado una habitación, en la que entró y dejó sus pertenencias. En esta misma calle fue encontrado al día siguiente su perro, de raza yorkshire. Fue es día cuando un familiar de Paz Fernández se desplazó desde Gijón fue hasta Navia y denunció su desaparición en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad.

Según informó ayer el diario asturiano El Comercio, el alcalde de Navia, Ignacio García Palacios, ha entregado a la Guardia Civil las grabaciones de las diferentes cámaras de videovigilancia que hay en esa calle, para ver si aportan alguna pista para avanzar en la investigación sobre el paradero de la mujer desaparecida. Estos equipos fueron instalados por el Concejo de Navia hace años, como una medida para tratar de combatir el vandalismo que se daba en la zona.

El coche de la mujer desaparecida, un Seat Córdoba blanco, fue localizado el 14 de febrero en Jarrio, junto al helipuerto del hospital. Sin embargo, la última señal de su móvil se localiza en Busmargalí, una localidad naviega situada a unos ocho kilómetros al sur de Navia, en dirección opuesta a donde fue descubierto el coche.

Con estos datos sobre la mesa, la Guardia Civil trabaja con todo tipo de hipótesis.

El rastreo de la zona, por Navia, Puerto de Vega y municipios limítrofes por agentes de la Guardia Civil prosigue, discreto. No se ha considerado oportuno organizar un operativo más numeroso, con la participación de Protección Civil y voluntarios.

En tanto, a través de diferentes medios de comunicación, los familiares de la gijonesa desaparecida apelan a la colaboración ciudadana para aportar cualquier pista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Desisten de buscar por A Mariña a la gijonesa que desapareció en Navia