Cada dos días se produce un accidente por daños en los baches de las carreteras de A Mariña

La N-642, entre Fazouro y O Castelo y entre Ribadeo-Porto, la más deteriorada


VIVEIRO / LA VOZ

Cada dos días se produce un accidente con resultado de daños materiales en la red viaria de la comarca debido a los baches y mal estado de la calzada. Es lo que se deduce de los datos facilitados respecto a informes que ha realizado Tráfico entre el 9 y el 20 de este mes, que recogen seis accidentes en la N-642 (en las zonas de Fazouro, Areoura, variante de Burela y tramo Ribadeo-Porto), además de un séptimo accidente, también provocado por el mal estado de la calzada, en la carretera que une Barreiros con Trabada.

Aparte de estos percances, se producen otros que ni siquiera trascienden debido a que el conductor no avisa a la Guardia Civil y se decanta por solventar el problema por su cuenta.

La N-642, carretera que vertebra buena parte del litoral mariñano y la que registra mayor carga de tráfico es, con gran diferencia, señalaban distintas fuentes, la que mayor deterioro presenta. Ha sido rebacheada una y otra vez, pero el remiendo dura poco: «Caen dúas gotas e co tráfico de camións que ten, salen de novo os furados por todas partes». Los tramos más destrozados, los situados entre Fazouro y O Castelo y el tramo que va de Ribadeo a Vegadeo.

Otro aspecto a tener en cuenta es el de la irrupción de animales en la calzada. Normalmente son jabalíes y corzos, pero también caballos o incluso vacas que están sueltas en el monte. En lo que respecta a especies cinegéticas, las carreteras más problemática son las de Cangas-Ferreira y Foz-Ferreira por Santa Cilla, aunque también hay accidentes en la LU-862, en los tramos de Alto do Castelo-Viveiro y As Sirenas-O Vicedo, así como en la N-642. Y en menor medida acceden también a la A-8, en la zona de Barreiros-Ribadeo y en la carretera Ferreira-Mondoñedo. El problema con caballos y vacuno se produce con más frecuencia en la de Viveiro-Cabreiros.

La AUGC pide la renovación de los asfaltados y más personal

El buen estado y mantenimiento de la red viaria son factores estrechamente vinculados a la seguridad vial. La propia Coordinadora Sectorial de Tráfico de la Asociación Unificada de Guardias Civiles solicita en un escrito dirigido a la Jefatura Provincial de Tráfico que se actúe sobre las carreteras, renovando asfaltado, colocando arcenes para que circulen peatones y ciclomotores, instalando vallados para que no accedan los animales y reforzando la vigilancia. Estiman que se necesitan más efectivos, hasta llegar a los once mil que aconseja la Unión Europea.

Según informaciones recabadas, en Burela el destacamento de Tráfico cuenta con 30 plazas (doce de atestados y 18 de motoristas), pero solamente hay 27 cubiertas. Y a las tres vacantes deben sumarse las ausencias por bajas, vacaciones, libranzas... Teniendo en cuenta, además, el aumento de tráfico estacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Cada dos días se produce un accidente por daños en los baches de las carreteras de A Mariña