«Entré en política con 26 años y sin experiencia en un tiempo convulso»

La regidora habla de su experiencia en política en estos once años y de cómo compagina su labor con la de ser madre


viveiro / la voz

La alcaldesa viveirense, María Loureiro (PSOE), acaba de regresar de Madrid, junto con la concejala Marisol Rey y el teniente de alcalde Jesús Fernández, donde promocionaron Viveiro y A Mariña en Fitur. María Loureiro en concreto fue quien tomó la palabra en el acto de promoción de la provincia por parte de la Diputación Provincial. Se vino arriba ensalzando a Viveiro y a la costa lucense, como cumplía hacer, claro. Semana intensa con gestiones propias del cargo de alcaldesa y con viajes.

-¿Cómo concilia esta vida de regidora y política con ser madre de dos pequeños?

-No es fácil, pero no solo para mí, para cualquier madre que trabaje; gracias a la pareja y a los abuelos (y a la guardería).

-¿Cuál es el horario de trabajo de la alcaldesa?

-Suelo estar en mi despacho de la alcaldía de 9.30 a 15 horas cuando no viajo. Durante las mañanas realizo gestiones propias del cargo y recibo a los vecinos. Las tardes las dedico a reuniones con el grupo de gobierno o con colectivos y asociaciones y atiendo llamadas pendientes, en fin hago un poco de todo. En realidad mi teléfono está operativo las 24 horas del día.

-Esto de la política, ¿es cómo pensaba?

-A ver, yo entré en política muy joven, con 26 años en el 2007, recién acabada prácticamente la carrera de Derecho. No tenía experiencia y me tocó -en la etapa de Melchor Roel- un tiempo muy convulso; había mucha tensión, denuncias judiciales (recordemos, Aja y Roel), no me imaginada, la verdad, nada de eso. Fue duro y aún hoy creo que no todo vale en política. Estuve imputada también, como es sabido, aunque luego todo quedó en nada (tuvo que dejar, no obstante, su acta de diputada provincial por el mero hecho de estar imputada). Desde fuera todo parece más fácil, pero nada más entrar así, tan joven, y encontrarme con todo eso fue duro y complicado.

-¿Cómo desconecta de la política? ¿Cuáles son las aficiones de María Loureiro?

-Ahora mismo son mis niños (ríe), una niña y un niño aún muy pequeños y que me ocupan todo el tiempo. Pero bueno, cuando puedo hacerlo, me gusta andar, viajar y la música también.

-¿Un viaje pendiente?

-A Nueva York, me encantaría; también a Italia, especialmente a Italia antes que a ningún otro sitio.

-¿Cuál es su rincón preferido de Viveiro y por qué?

-(Se lo piensa). La playa de Covas porque me trae recuerdos de cuando era pequeña e iba con mi madre. Un día me perdí entre la arena y las dunas, no recuerdo bien, pero me pareció un arenal inmenso, enorme. Fíjate, ¡para perderme!

-¿Algún sitio de A Mariña que aún no conozca?

-Mayra me va a matar (lo dice por Mayra García, alcaldesa de Trabada), pero la verdad es que no conozco Trabada, nunca fui.

-Volvemos a la política, ¿la idea que tiene ahora entre ceja y ceja para Viveiro antes de las elecciones municipales, cuál es?

-Aprobar definitivamente el Plan General de Ordenación Urbana; ya hace tiempo que está aprobado por Patrimonio, ahora solo nos faltan unos informes menores por parte de Augas de Galicia (que se está demorando). Y una vía de alta capacidad para Viveiro; creo que la Xunta va a presentar en las próximas semanas el trazado de esa variante. A ver.

-¿Alguna frustración como gestora? ¿Qué se le resiste?

-Bueno, los galpones se resistían; ya no. Al fin se ha alcanzado un acuerdo con tres concesionarios que faltaban y ya está resuelto el problema. Ya han firmado con Portos de Galicia la cesión. Será muy importante para Viveiro, mejorará mucho la imagen de la ciudad una vez que se derriben esos tres galpones. Y luego siempre se resisten pequeñas cosas que afectan al día a día de las parroquias.

-¿Es complicado ser alcalde o alcaldesa?

-No, complicado no; es ingrato a veces no poder satisfacer a todo el mundo, todas las demandas que te presentan tus vecinos ya sea por temas económicos o técnicos o de otra índole, porque no todo está en tus manos. Por el contrario, también da muchas satisfacciones.

-¿Recuerda alguna anécdota de peticiones o demandas un tanto singulares de vecinos?

-Hay muchas, recuerdo ahora mismo a un señor mayor que vino a verme y me dijo que él no nos votaba «porque sodes unha ONG, dándolle a todo o mundo»; me sorprendió. Otra vez recibí a niños de un colegio y uno de ellos comentó en alto al reconocerme ante todos: «¡Mi padre te puso las puertas en tu casa!». Nos reímos .

«¿Mi rincón preferido? La playa de Covas, porque de niña iba allí siempre con mi madre y me trae muchos recuerdos. Un día incluso me perdí; me pareció enorme»

¿Un viaje pendiente? A Nueva York o a Italia, mejor a Italia. ¿Un lugar de A Mariña que no conozco? Mayra me va a matar, pero nunca fui a Trabada

«Entre ceja y ceja tengo el PXOM y la nueva variante o vía de alta capacidad. ¿Alguna frustración? Los galpones, pero al fin está resuelto. La imagen de Viveiro mejorará mucho»

«Viveiro y Ribadeo no mantienen un pulso; A Mariña tiene que estar unida y ser fuerte»

-¿Mantienen Viveiro y Ribadeo un pulso?

-(Rotunda) No. A Mariña tiene que estar unida para ser así más fuerte. Los localismos siempre nos han perjudicado. En la Oficina de Turismo de Viveiro promocionamos As Catedrais y otros lugares de interés de A Mariña, sin ningún problema. Seguro que ellos también lo hacen, promocionan Viveiro y toda la comarca.

-Semana Santa, Resurrection Fest, ¿qué gran cita le falta a Viveiro en invierno?

-En invierno tenemos un Belén gigante que atrae cada año a más gente; estas Navidades nos visitó muchísima gente. El Belén gigante fue un reclamo. Ofrecemos mucha actividad cultural. Tratamos de organizar también eventos deportivos los fines de semana, algo en lo que estamos poniendo el mayor empeño porque también mueve a mucha gente. Y congresos. Colaboramos con todas las asociaciones y colectivos. Nos estamos moviendo para que la gente venga a Viveiro durante todo el año, no solo en Semana Santa o durante el Resu o en los meses de verano. Ese es nuestro objetivo.

«¿De qué me siento más orgullosa? Quizá de la remodelación del tráfico; era complicado»

-¿De qué se siente más orgullosa hasta ahora la alcaldesa de Viveiro?

-Quizá de la remodelación del tráfico (no se lo piensa demasiado). Era complicado y yo misma tenía dudas, me mostraba escéptica, pero funcionó. Está funcionando bien, teniendo en cuenta las características de Viveiro. También estamos satisfechos de la remodelación hecha en la Avenida de Cervantes; creo que quedó bien, con una nueva imagen, más moderna. Cuando se derriben los galpones, aún va a lucir mucho más toda esa zona y la fachada marítima de la ciudad.

¿Candidata?

-¿Va a volver a ser la candidata del PSOE el próximo año en las elecciones municipales?

-No lo sé.

Por la manera de decirlo, por su proyección, existen muchas probabilidades de que se presente, aunque esto es un atrevimiento y un vaticinio por parte de quien les escribe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

«Entré en política con 26 años y sin experiencia en un tiempo convulso»