Quedan cien de los más de doscientos dominicanos que llegó a haber en Viveiro

Este domingo celebrarán una misa dedicada a la Altagracia


viveiro / la voz

Hace 12 años comenzaron a llegar los primeros dominicanos a la comarca de A Mariña, concretamente a Viveiro con el fin de buscar un futuro laboral mejor en el mundo de la hostelería de la zona. El primer grupo, de aproximadamente medio centenar de ciudadanos de aquel país, llegó en el año 2006, solicitados por la directiva del CCHV ante la necesidad de personal. En 2007 llegaba otro contigente similar. Se alcanzó la cifra de 197 registrados en el municipio en el año 2010, superada en 2012. Este fue el año con mayor volumen del que tiene cifras la Oficina de Atención ao Inmigrante del Concello de Viveiro. Había 214. A partir de 2013, el volumen fue descendiendo paulatinamente, según la consulta realizada ayer por parte de dicha oficina. A falta de datos más actuales, miembros de la comunidad viveirense señalaban ayer que quedan aproximadamente «unos cien» dominicanos en Viveiro.

En todo ese tiempo algunos se afincaron aquí y, a mayores, lograron la reagrupación familiar. Otros crearon ya aquí su propia familia, con hijos nacidos en la comarca mariñana. Otros abandonaron la zona buscando otras oportunidades en otros lugares. Quizás, creen desde la oficina viveirense, hayan sido razones de tipo laboral las que haya llevado a marcharse a una buena parte. De hecho, una de las principales preocupaciones del colectivo era el trabajo, como señalaba el entonces ministro de la Embajada Dominicana en Madrid y que en mayo de 2012 se reunía con sus compatriotas asentados en la costa lucense, entre otros contextos, en el marco de la campaña de las elecciones presidenciales de la República Dominicana aquel año. Era la primera vez, además, que podían votar desde Galicia. Y así lo hicieron. En esta etapa nació, además, la Asociación de Dominicanos en Viveiro.

La Oficina de Atención ao Inmigrante del Concello de Viveiro funciona de lunes a jueves de 9.00 a 14.00 horas (martes, miércoles y viernes con cita previa). Se ubica en la primera planta de San Francisco y está actualmente atendida por Lorena Fernández y por Rebeca Rivera.

Mantienen la tradición de reunirse en la misa de Altagracia

Miembros de la comunidad dominicana asentada en Viveiro anunciaron ayer que este domingo 21, a partir de las 20.00 horas, en la iglesia viveirense de San Francisco, tendrá lugar una misa por la Virgen de la Altagracia a la que veneran. Señalaron que están todos los vecinos de la comarca invitados a participar en el evento religioso, una cita que mantienen en esta época del año a modo de tradición con la Protectora del Pueblo Dominicano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Quedan cien de los más de doscientos dominicanos que llegó a haber en Viveiro