Solicitan prisión por montar una casa prefabricada de madera en Cervo

La fiscal cree que los titulares intentaron burlar las limitaciones del Concello y de FEVE

.

cervo / la voz

En el Juzgado de lo Penal 1 de Lugo está previsto tratar el próximo jueves una denuncia contra los titulares de una finca de 1.165 metros situada en Cervo, donde en el 2011 instalaron ua edificación de madera de tipo prefabricado para uso residencial con cocina completa, una solera de hormigón sobre la que se asienta la edificación y una terraza, una construcción auxiliar de madera en cuyo interior se construyó un inodoro y un horno-parrilla de ladrillos con fregadero.

Aunque la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) les abrió un expediente y en mayo del 2016 los acusados demolieron de forma voluntaria las construcciones y repusieron el terreno al estado previo a las obras, la Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la ordenación del territorio y, al concurrir la circunstancia atenuante de reparación del año, les pide para cada uno un año de prisión, el mismo período de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión u oficio de promotor, doce meses de multa a razón de cinco euros diarios y responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago.

En el escrito de acusación se indica que las edificaciones «constituyen un uso no autorizable en suelo rústico de especial protección de infraestruturas» por estar la totalidad de la parcela de los acusados dentro de la franja de 50 metros medidos desde la cresta exterior de la plataforma de la línea del ferrocarril de FEVE que discurre por su viento norte. Asimismo, las construcciones están asentadas en suelo rústico de especial protección paisajística al encontrarse en una zona delimitada por el Plan de Ordenación del Litoral.

Considera la Fiscalía que los acusados eran conocedores de estas circunstancias y «con el ánimo de burlar las limitaciones existentes» solicitaron en 2011 licencia de obra menor en el Concello para un almacén para aperos de labranza. Recuerda que los acusados obtuvieron en enero de ese año autorización de FEVE para cerrar la finca con postes y malla metálica. En el permiso se detalla que «la línea límite para cualquier edificación se sitúa, con carácter general, a 50 metros de la arista exterior más próxima a la plataforma». El Ministerio fiscal entiende que la totalidad de la finca está dentro de esa franja de 50 metros, «por lo que los acusados en ningún caso hubieran podido obtener la autorización de FEVE para las mencionadas edificaciones».

El Ayuntamiento les dio licencia de obra menor en 2011 para un almacén de aperos de labranza

La APLU les abrió un expediente y los propietarios demolieron en 2016 las construcciones

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Solicitan prisión por montar una casa prefabricada de madera en Cervo