A juicio por negarse a cerrar un pub de Foz tras pasarse de hora y exigírselo la Guardia Civil

Los agentes acudieron por segunda vez porque los vecinos protestaban por los ruidos


foz / la voz

El responsable de un pub de Foz se sentará en el banquillo de los acusados por negarse a cerrar el establecimiento tras superar el horario máximo permitido. La Guardia Civil le dio la orden de cierre a las siete de la madrugada y, casi una hora después, se la repitió porque seguía con el local abierto. Fiscalía lo acusa de un delito de desobediencia y pide que sea condenado a más de 3.200 euros de multa.

Según el Ministerio Público, los hechos que serán juzgados la próxima semana en el Penal 1 de Lugo sucedieron a finales de abril del año 2016. Aunque «tenía que acatar sin disculpas» la primera orden de cierre del pub, casi una hora después de que agentes de la Guardia Civil comprobasen que «continuó con el bar abierto, volviéndolos a desobedecer». Regresaron a ese local hostelero «alertados por quejas vecinales por los ruidos ocasionados por el bar que continuaba abierto».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

A juicio por negarse a cerrar un pub de Foz tras pasarse de hora y exigírselo la Guardia Civil