La paradoja: la Xunta multa a Barreiros por vertidos de los que también tiene culpa

El Concello pagará 17.500 euros por las deficiencias en el saneamiento, que el gobierno gallego prometió mejorar

.

barreiros / la voz

Las carencias en el saneamiento de Barreiros, una consecuencia más del bum urbanístico y que quedó pendiente de resolver al frustrarse el acuerdo entre Concello, Xunta y Diputación para dotar al municipio de infraestructuras básicas, es uno de los principales problemas del municipio, que de un tiempo a esta parte se evidencia en las sanciones de Augas de Galicia a las que tiene que hacer frente el Concello. Las últimas, según desveló ayer al BNG, suman 17.500 euros.

Frente a esta realidad, el alcalde, Alfonso Fuente, apunta a la paradoja que supone que la Xunta multe a Barreiros por las consecuencias de carecer de un saneamiento en condiciones, a cuya ejecución debería contribuir de forma mayoritaria, sino total, la Xunta, como hará por ejemplo en el vecino concello de Foz financiando la depuradora.

Tras un tumultuoso verano con varias inspecciones y denuncias por vertidos en la playa de Arealonga, incluso con varias concentraciones de protesta de bañistas y vecinos, en septiembre Fuente Parga se entrevistó en Santiago con Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta, para reiterarle la necesidad de que la Xunta acometa el proyecto de la nueva depuradora de San Miguel y su red complementaria. El presupuesto asciende a 4,7 millones de euros, una cantidad inasumible para el Concello. Ayer Fuente Parga se limitó a manifestar: «A Xunta ten o proxecto feito, e estamos mirando que se faga. Non sei máis. ¿Expectativas de que se faga? Nin idea. A ver se se fai algo este ano». Mientras tanto, no queda otra: «Pagar as multas que veñan».

El caso es que, en fechas puntuales del año, cuando hay más población, el depósito de la depuradora que hay en San Miguel resulta insuficiente y rebosa, de modo que los vertidos llegan al mar.

Inspecciones

La situación que se da es por momentos alarmante. En verano una denuncia de un particular por vertidos de aguas fecales en Arealonga provocó que al llamar al 112 se pusiese en marcha un amplio dispositivo alertando a la Guardia Civil y a los bomberos. También acudieron técnicos de la Xunta, para comprobar la magnitud del vertido. Y siguieron las inspecciones, que derivaron en sanciones, que no son exclusivas de la playa de Arealonga. También las hay por vertidos a San Bartolo y en Rego da Barranca, según desveló el BNG, advirtiendo de la magnitud del problema que tiene Barreiros por sus evidentes deficiencias en saneamiento y depuración de aguas.

Son cuatro procedimientos: dos de ellos han concluido con sanciones de 5.000 euros, otro a punto de finalizar propone una multa de 2.500, y hay otro iniciado con una sanción de 5.000. «Estamos falando de sancións por importe de 17.500 euros durante un mes, que poden repetirse ao longo do ano», señala Ana Ermida, portavoz del BNG de Barreiros.

«Para un Concello coma o de Barreiros, con un orzamento real de arredor de 2 millóns e medio de euros, que nun só mes cheguen sancións por importe de case 20.000 euros é unha auténtica barbaridade que non pode soportarse e, máis, cando se levan aumentando impostos municipais nos últimos anos a consecuencia da nefasta xestión económica que se fai por parte do goberno municipal», afirma Ermida, quien reclama al gobierno municipal, «que se poñan a traballar desde xa para darlle solucións a estes problemas e que deixen de poñer desculpas e ampararse no que fagan ou deixen de facer outras institucións. Son cuestións que levan anos enriba da mesa, que todo o mundo sabe e que o goberno municipal ten obriga de buscarlle solucións. Se non son capaces ou se prefiren adicar o seu tempo a outras cuestións, que deixen paso a quen teña capacidade de traballar no benestar do Concello».

Votación
1 votos
Comentarios

La paradoja: la Xunta multa a Barreiros por vertidos de los que también tiene culpa