«Para mí la mejor crítica es decirme que me parezco a Pepe Rubianes»

Llega a Burela con el desternillante monólogo «Reflexiones del hombre lengua»


burela / la voz

Recuerda haber actuado en Lugo pero con su grupo Mojinos Escozíos. Sin embargo, con teatro es la primera vez que se subirá a un escenario de la provincia. Lo hará concretamente mañana, en Burela (Casa da Cultura, 21.00 horas), con el monólogo Reflexiones del hombre lengua.

-Humorista, actor, cantante, showman, escritor... son algunas de las «etiquetas» que podríamos ponerle. ¿Alguna faceta artística que no haya probado aún?

-Si pongo yo las etiquetas diría que soy un tipo guapo, simpático y resultón (sonríe). La del teatro era una puerta que me faltaba por abrir la del teatro. La abrí hace tres años y está gustando mucho lo que estoy haciendo. Me ha gustado conocer el olor de las tablas. Por suerte, puedo dedicarme a lo que me gusta. Se me puede llamar comunicador, músico... y en general por el estilo humorista, cómico, payaso... lo que quieras. Aunque ya había hecho humor en el cine y con el grupo. Este monólogo, para diferenciarlo del resto, diría que va en dirección atípica. La marca El Cub de la Comedia ha acaparado el concepto de monólogo.

-¿De dónde le viene ese talento?

-Recuerdo que tenía 12 ó 14 años y los cómics que leía eran todos de humor y las canciones, de humor, hasta creo que películas pocas he visto de terror. En la literatura pasa igual, de cada diez libros ocho que leo son de humor.

-Derrocha simpatía frente al público. Pero, en el día a día, es de hacer reír a sus vecinos?

-La verdad... en el día a día no puedes, por suerte o por desgracia, estar las 24 horas con ese personaje que conoce la gente. Después de las Navidades, si me encuentro con una carta de Hacienda me entran ganas de llorar, no de reír (ríe). Sí que un humorista debe ser una persona alegre y yo lo soy. Llevo 11 años viviendo en un barrio donde me conocen todos; para hacer un trayecto de 5 minutos tardo una hora.

-De los monologuistas nacionales, cuál sería su referente?

-Dentro de El Club de la Comedia, por supuesto, tengo mis favoritos. Estoy aquí porque Goyo Jiménez, un día, me dijo ‘tío yo te veo haciendo monologos’. Paco Mir de El Tricicle leyó uno de mis libros y también me lo dijo. Al ver a Nancho Novo haciendo de cavernícola me dije ‘es el monólogo que quiero hacer’. Aunque para mí la mejor crítica es decirme que me parezco a Pepe Rubianes. Que salgas de la sala, del teatro, del camerino donde estuvo y que te digan ‘eres lo más parecido que he visto a Pepe Rubianes’... O El Brujo... vas a verlo y aprendes; es como un máster!

-El Brujo actuó precisamente donde usted va a hacerlo ahora.

-Seguramente metería más gente que yo (ríe). Otro paisano vuestro, Miguel Lago, me encantó. Y todos los que no he mencionado aquí...

-Creo que doy la entrevista por finalizada por mi parte, pero si quiere «advertir» de algo al público que lo va a ir a ver mañana en Burela...

-Que no se lo cuenten a la gente porque «lo malo» es el boca a boca. ¡Es tremendo! No hay un solo chiste en esta narración en hora y media pero la gente no para de reírse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Para mí la mejor crítica es decirme que me parezco a Pepe Rubianes»