Un mercante trata de asegurar en Celeiro la parte de la carga que le movieron los temporales

El buque maltés «Wilson Avonmouth» recolocará con una gran grúa bobinas de acero que transporta hacia Turquía

;
Un mercante con destino a Turquía trata de asegurar su carga en Celeiro El "Wilson Avonmouth" reestiba bobinas de acero en el centro de su bodega

VIVEIRO / LA VOZ

Sigue atracado en el puerto de Celeiro (Viveiro) el mercante Wilson Avonmouth, con bandera de Malta, que desde principios de año trata de asegurar parte de las bobinas de acero de unas veinte toneladas de peso que transporta a Turquía. Fuentes marítimas explican que los temporales de principios de año han variado las condiciones de estiba de algunas en la parte central de la bodega del buque. No llegaron a escorarlo y, aunque de momento no influyen en la seguridad, pueden afectar al resto de la carga y a la estabilidad del mercante si navega en condiciones adversas.

Después de dos días anclado en el refugio de buques de San Román, en la bocana de la ría de Viveiro, el Wilson Avonmouth entró en el muelle comercial de Celeiro el pasado día 4 de noche. Contrató una grúa de grandes dimensiones y capacidad para reestibar las bobinas de acero, pero diversas circunstancias lo impidieron. El pasado domingo regresó al fondeadero de San Román, para dejar espacio en Celeiro a un mercante que tenía programado cargar cuarzo. Tras concluir esa operación, el lunes de noche volvió a amarrar en puerto, añaden las fuentes marítimas consultadas. El martes una grúa regresó para tratar de asegurar la carga.

Con los pronósticos de temporal en el mar para hoy miércoles y, con menor intensidad, para mañana jueves, las fuentes informantes apuntan que el buque de pabellón maltés probablemente seguirá en Celeiro al menos hasta este viernes. Todas las operaciones de entrada y salida de Celeiro de ese mercante las ha dirigido el práctico portuario.

De 88,2 metros de eslora (largo) y 12 de manga (ancho), el Wilson Avonmouth se construyó en el 2010 y tiene 2.451 toneladas de registro bruto. Su puerto base es Valletta, en Malta.

Distinto a las palas eólicas

El problema que trata de resolver el mercante maltés es distinto al del BBC Ontario, que a finales de junio perdió veintiuna palas eólicas de 40 metros de largo y las jaulas metálicas donde iban estibadas. Le cayeron de la cubierta en la bocana de la ría de Viveiro, en parte del fondeadero de San Román donde se ha guarecido ahora el Wilson Avonmouth. En este último caso, es casi imposible que esa parte de la carga acabe en el fondo del mar, de donde aún no ha sido retirados todos los restos de las jaulas metálicas del BBC Ontario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un mercante trata de asegurar en Celeiro la parte de la carga que le movieron los temporales