La barrera de arena que amparaba Covas del oleaje resistió setenta días

El mar ya vuelve a romper contra el muro del paseo marítimo que bordea la playa


viveiro / la voz

Se había planteado como un remedio temporal para frenar la degradación de la playa de Covas y proteger el paseo marítimo que la bordea, y ha resistido unos setenta días. Las mareas se han llevado parte de la barrera de arena creada con intención de amparar del oleaje la playa urbana de Viveiro. Donde bate con más fuerza, el mar ya vuelve a golpear el muro del paseo. En un proceso agudizado durante las últimas semanas a causa de los temporales y de las mareas vivas, el mar de fondo se ha comido la barrera de arena donde más falta hace.

Con el invierno recién iniciado, un tramo del paseo marítimo que bordea la playa urbana de Viveiro queda de nuevo a merced de los temporales, igual que las viviendas más próximas. Quienes viven en ellas reiteraron en numerosas ocasiones su temor porque, según cuentan, sus casas tiemblan con los embates del mar cuando el mal tiempo arrecia.

Cuando a finales de octubre la barrera de arena cubrió la zona de Covas que soporta los embates del mar, alejando el oleaje del paseo, entre los vecinos de Viveiro y en las redes sociales proliferaron los pronósticos que ahora se confirman. Abundaban quienes creían que no resistiría los temporales del invierno.

Con la desaparición parcial de la barrera se confirma lo que reconocen diferentes estudios técnicos, que el espigón norte del puerto de Celeiro ha cambiado la dinámica de las mareas y concentra el oleaje sobre la franja de poniente de Covas. Como ha sucedido durante los últimos años, socava la arena y la acumula en el otro extremo de la playa. De ahí, de la zona de O Cembedo, se extrajeron con excavadoras 30.000 metros cúbicos, trasladados en camiones a su lugar de origen, el entorno de Os Castelos. Con toda esa arena se construyó el parapeto en un tramo de unos quinientos metros de longitud, desde la desembocadura del río Loiba hasta la primera pérgola del paseo marítimo de Covas.

Después de que Costas del Estado diese marcha atrás y alegase carecer de fondos para una medida que iba a cofinanciar con Portos de Galicia, ese organismo de la Xunta asumió en solitario los 81.000 que costaron unas obras con las que se pretendía amparar provisionalmente Covas. Comenzaron el 18 de septiembre y acabaron el 22 de octubre. Por ahora, la barrera de arena aguanta en la zona más occidental de la playa, en el entorno de Os Castelos.

Buscan un remedio duradero

Costas se desentendió del traslado de arena, pero desde ese departamento estatal confirman que están elaborando un estudio de la dinámica de litoral de la playa de Covas. Ha sido encargado al Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, con el propósito declarado de analizar medidas duraderas para combatir el deterioro del arenal urbano de Viveiro y, paralelamente, para proteger el paseo marítimo y las viviendas más próximas al mar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La barrera de arena que amparaba Covas del oleaje resistió setenta días