El faro-hotel de Illa Pancha obtiene la autorización de apertura definitiva

El permiso le llega tras más de dos años de gestiones; ahora se tramita una cafetería

.

ribadeo / la voz

Tras superar mil y un imprevistos, que incluyeron el precinto del hotel tras apenas un mes abierto, la sociedad mercantil Eirobra ha logrado que el Concello de Ribadeo confirme la autorización de apertura del faro-hotel de Illa Pancha. Un técnico municipal acudió hace unos días al islote y comprobó que Eirobra había hecho las reformas necesarias para cumplir con todas las exigencias planteadas desde el Concello (desde cambiar un tramo de 485 metros de cañería de la red de agua por otra de mayor sección a mejorar las condiciones de seguridad de la pasarela), incluyendo también el libre acceso a la puerta del establecimiento, que está en un islote. Una vez verificado, la licencia provisional de apertura pasó a ser definitiva.

La tumultuosa historia de estos apartamentos turísticos, el proyecto estrella, el primero del programa Faros de España del Ministerio de Fomento para que estas instalaciones en desuso por todo el país fuese explotadas por empresas privadas como establecimientos hosteleros, se inicia en mayo de 2015, cuando el Consejo de Ministros dio el visto bueno a la concesión a la sociedad ribadense Eirobra. El acuerdo contaba con el informe previo de Puertos del Estado, así como de la Xunta de Galicia, el Concello de Ribadeo y la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar. Pero desde entonces todo fueron complicaciones para el concesionario.

La tramitación de los permisos para iniciar las obras se retrasó y finalmente, tras denegarle la autorización para construir una cafetería, pudo abrir los apartamentos el 8 de abril de 2017. La actividad se limitó a poco más de un mes. El 6 de mayo el Concello de Ribadeo dictaba la orden de cierre provisional, al anular el alcalde, Fernando Suárez, la declaración responsable del promotor después de que los técnicos municipales detectasen diferentes irregularidades. Días después, Suárez ordenaba precintar el establecimiento hasta que se acometiesen una serie de reformas. A principios de septiembre, el Concello autorizaba la reapertura, en precario, pendiente de que los técnicos comprobasen que las mejoras exigidas se habían ejecutado. Así se ha hecho y con ello ahora ha llegado la autorización definitiva.

En el aire queda la última exigencia de Fernando Suárez: el libre acceso al islote. En este asunto las posturas del Concello y de la Autoridad Portuaria Ferrol-San Cibrao son totalmente dispares. En medio se encuentra el concesionario.

En todo caso, sería algo que se solventaría definitivamente si se abriese una cafetería, tal y como estaba contemplado en un principio. Eirobra ya está tramitando los permisos en distintas consellerías de la Xunta de Galicia para presentar la solicitud de licencia de obra en el Concello de Ribadeo.

El caso es que desde mayo de 2015 hasta ahora los apartamentos turísticos de Illa Pancha solo han estado abiertos apenas cinco meses.

El coste para el concesionario ha sido muy alto, que además de la inversión realizada tiene que pagar anualmente un canon anual a la Autoridad Portuaria de unos 21.000 euros, es decir, 57 euros diarios con independencia de que el negocio esté o no abierto.

Por este motivo tiene iniciados varios frentes judiciales para reclamar las compensaciones que cree le corresponden.

«Cuando empezamos con el proyecto nunca pensamos que íbamos a tener tantos problemas»

«Ahora lo único que queremos y deseamos es pasar página de toda esta polémica y empezar a trabajar, como ya estamos haciendo, con tranquilidad, explotando el negocio que nos corresponde y para el que tenemos una concesión de quince años. Ya han pasado dos, pero confiamos en poder trabajar como teníamos previsto los próximos 13», manifestó José Luis López Braña, de Eirobra.

Respecto a la cafetería, añadió: «Estamos a la espera de conseguir las autorizaciones pertinentes para poder abrir cuanto antes y así poder generar un acceso libre a Illa Pancha y superar las discrepancias que hay entre el Concello y la Autoridad Portuaria sobre este asunto». La tramitación es compleja, pero no se descarta que a lo largo del año que viene puedan conseguir la autorización.

«Cuando empezamos con este proyecto, en ningún momentos pensamos que íbamos a tener tantos problemas y que se iba a suscitar polémica, porque desde el principio contamos con todos los permisos de los organismos que competen en la zona de Illa Pancha. En todo caso, son aspectos legales que hemos superado y por eso hoy en día estamos desarrollando el proyecto que inicialmente teníamos establecido», añadió.

«A nivel económico el perjuicio ha sido muy importante, pero esperamos recuperar la inversión en los próximos años revalorizando el alojamiento y la ubicación del mismo acudiendo a distintas ferias internacionales y nacionales para ofertar estas instalaciones únicas», concluyó López Braña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El faro-hotel de Illa Pancha obtiene la autorización de apertura definitiva