Naturaleza, clima y gastronomía elevan la ocupación hotelera en el puente en A Mariña

En la mayoría de negocios de la comarca ronda el 80%, y en algunos como el Parador de Ribadeo ya roza el lleno

.

viveiro / la voz

Una naturaleza privilegiada, un clima que cada vez resulta más benévolo y una gastronomía de primera son algunos de los ingredientes del cóctel que está detrás de la gran ocupación hotelera que registra A Mariña en el puente de la Constitución y de la Inmaculada, que arrancó ayer. En la mayoría de los negocios consultados por La Voz, esa cifra ronda el 80%, y en establecimientos como el Parador de Ribadeo, por ejemplo, roza el lleno. Las reservas de última hora pueden obligar a algunos hoteles a colgar el cartel de «completo» de cara al fin de semana. «Hoy [por ayer] estamos al 65-70%, y el viernes estaríamos ya al 80-85%, pero esperamos que aumente estos días», indicaron en el hotel Urban Viveiro. Desde el hotel O Val do Naseiro apuntan que la cena-baile que organizarán el sábado, día 9, les hizo «romper el puente» y reducir al máximo el número de clientes hospedados. «Cerramos muchas habitaciones para evitar las molestias del ruido, pero recibimos tantas llamadas que podríamos haber hecho hasta un 70%», indicaron.

Escapadas de dos o tres días

Sin salir de Viveiro, el hotel Thalasso Cantábrico, de cuatro estrellas, estaba ayer al 85% y el índice seguía creciendo. «Ahora mismo hay muchas parejas, varios grupos de amigos... Gente que hace escapadas de 2 o 3 días», indicó su director, José Manuel Pereira. De las 146 habitaciones del establecimiento, solo «12 o 13» tenían alojadas familias con niños. «Esta zona escapa un poco de la típica zona vacacional, y con el coche vas a ver 4 o 5 sitios espectaculares en poco tiempo», abundó.

En Ribadeo, los datos también generan optimismo en hoteles como O Cabazo, que ayer tenía ocupadas casi ocho de cada diez habitaciones. «Tenemos de todo. Grupos de amigos, algunas familias con niños... Ribadeo es un destino tranquilo que mucha gente no conoce todavía», apuntó su gerente, Juan Francisco López, que resaltó el enorme tirón que sigue teniendo la playa de As Catedrais a pesar del frío. «La autovía del Cantábrico nos ha favorecido para recibir turismo de Asturias, Cantabria y País Vasco», señalaron en el Parador de Ribadeo, antes de indicar que muchos turistas procedentes de estas comunidades autónomas eligen Galicia como destino porque «queda cerquita y es una forma de salir de casa».

El turismo rural también es otra de las opciones que ofrece la comarca mariñana. En la Finca El Remanso, de Mondoñedo, estiman que acabarán el puente con una ocupación media del 50%. «O venres e o sábado temos completo, pero o xoves, ao ser laborable, moita xente non pode enlazar a ponte», sostuvo su gerente, Luis Fernández.

Votación
2 votos
Comentarios

Naturaleza, clima y gastronomía elevan la ocupación hotelera en el puente en A Mariña