Detenidos dos jóvenes de Mondoñedo y Foz por los robos en unas treinta iglesias

El cáliz y el copón que faltaron del templo de Rinlo aparecieron en la casa del mindoniense

.

viveiro / la voz

Dos jóvenes, de Mondoñedo y Foz, de entre 20 y 30 años de edad, que carecían de antecedentes delictivos, fueron detenidos esta semana como presuntos autores de los robos cometidos en los últimos tiempos en cerca de unas treinta iglesias y ermitas de la comarca. Ninguno de ellos admitió los hechos, pero en el registro domiciliario llevado a cabo este viernes en la parroquia mindoniense de Vilamor, donde reside uno de ellos, localizaron el cáliz y el copón que fue robado en la iglesia de Rinlo a principios de noviembre pasado y eso vincularía directamente al mindoniense con esos robos. Y se da la circunstancia de que el otro focense detenido llevaba unos días residiendo en la casa del anterior. Estos dos objetos parece que fueron reconocidos por responsables del templo rinlego.

Policía judicial de Burela

La policía judicial de la Guardia Civil de Burela impulsa la investigación que ha servido para detener a estas dos personas. Al parecer, llevaban desde hace meses tras la pista de los posibles autores. Y los datos reunidos con ayuda de personal de varios puestos de la Guardia Civil de la comarca han llevado a los agentes hasta estas dos personas. Aparte del cáliz y el copón, en la casa de Vilamor localizaron también algunos platos que habían sido robados hace algunas semanas en la capilla de Santo Estevo do Ermo, en Barreiros, y que habían quedado allí tras celebrarse la romería que organizan cada verano en ese entorno. Localizaron también moneda fraccionaria, incluso pesetas antiguas, que supuestamente proceden de los cepillosy lampadarios de las iglesias asaltadas.

Los dos detenidos fueron puestos en libertad, a la espera de ser llamados para declarar en el Juzgado. No se descarta que pudieran producirse más detenciones, ya que es factible que no sean estos los únicos componentes del grupo que se dedicaba a entrar, día si y día también, en las iglesias de varios municipios de la comarca. También se les vincula, al parecer con algún robo en instalaciones deportivas.

Una actividad que generaba un botín de escaso valor, pero sí cuantiosos daños en inmuebles

Los robos cometidos en las iglesias solía generar escasa rentabilidad económica a los ladrones, ya que en la mayoría de las iglesias ya procuraban recoger el dinero de los donativos en previsión de que entrarar los cacos. Pero lo que sí es destacable es la cuantía económica de los daños ocasionados en los inmuebles.

Los asaltantes solían violentar puertas y ventanas por medio de la fuerza, lo cual obligaba a hacer reparaciones costosas en las maderas, cerraduras y cristales. Dentro también dañaban lampadarios y cepillos, generando gastos para reponer esos artículos.

Tampoco son expertos en arte

Desde el punto de vista de la lógica, es inexplicable que nadie se dedique a entrar en iglesias y capillas con la intención de hacerse con cantidades importantes de dinero. Los dos detenidos, ambos sin ocupación conocida ni ingresos económicos de otro tipo, tampoco eran expertos en arte como para discernir si merecía la pena llevarse un objeto determinado de un templo.

Votación
6 votos
Comentarios

Detenidos dos jóvenes de Mondoñedo y Foz por los robos en unas treinta iglesias